Inspectores de centros sanitarios adscritos a las cinco direcciones provinciales y a la Consejería de Sanidad han asistido esta semana en el Hospital General Universitario de Ciudad Real a un curso para profundizar su formación en torno al funcionamiento de los centros y servicios de transfusión de sangre existentes en Castilla-La Mancha.

Esta acción formativa se celebra a iniciativa del jefe de servicio de Planificación, Ordenación e Inspección de la Consejería, Miguel Pizarro, y de la coordinadora de la Red regional de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia, Elena Madrigal, que cree “fundamental que todos los profesionales sanitarios que realizan actividades relacionadas con los puntos de extracción y los servicios de transfusión aprendan el funcionamiento de la red”.

En este sentido, hay que recordar que la Consejería de Sanidad tiene un plan de inspección anual en el que se detallan las actuaciones a llevar a cabo y los requisitos que afectan a este ámbito sanitario según lo dispuesto en la legislación vigente de la UE y en la nacional y autonómica, con el propósito de garantizar la calidad en todas las actividades de la Red y la seguridad transfusional para todos los pacientes de Castilla-La Mancha.

El curso lleva por título ‘Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia en Castilla-La Mancha: centros, actividades y requisitos legales’ y ha trascurrido a lo largo de dos jornadas. El programa incluye varias ponencias y visitas guiadas a las instalaciones del Centro de Donación de Sangre y del Servicio de Transfusión del Hospital de Ciudad Real.

La formación teórica la imparten profesionales de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha, algo “enormemente importante” para Madrigal porque “son los mayores conocedores de todos los aspectos relacionados con todo el proceso de donación, extracción de componentes sanguíneos, procesamiento, validación, transporte, distribución a todos los hospitales, trazabilidad, transfusión, hemovigilancia y calidad”.

El curso cuenta con la acreditación de la Comisión de la Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias. Han asistido unas cuarenta personas entre inspectores de centros sanitarios, la gran mayoría de los inscritos, y profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha interesados en ampliar sus conocimientos sobre los centros y servicios de transfusión.

En la inauguración estuvieron presentes la directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria, Maria Teresa Marín, el director provincial de Sanidad, Francisco José García Sánchez, el director-gerente de la GAI de Ciudad Real, Alberto Jara, y la coordinadora de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha, Elena Madrigal.

Marín ha subrayado que el curso tiene mucho interés porque “la seguridad de los productos sanguíneos es fundamental y en ella tienen un papel fundamental nuestros inspectores”. Por su parte, Madrigal ha calificado el día de “ilusionante”, ya que se trata de la primera acción formativa de estas características y supone “un avance en formación y en trabajo en equipo con los inspectores, los garantes de la seguridad de los hemoderivados y del cumplimiento de la normativa vigente”.