La diputada regional de Ciudadanos, Úrsula López, denunció hoy que “no hay una política educativa en Castilla-La Mancha, sino propaganda electoral educativa”, a lo que hay que sumar ha dicho que, “tampoco existe una política sanitaria, sino propaganda electoral sanitaria”.

López (Cs) denuncia que la línea de contacto para aislar casos de COVID en escuelas “o no responde, o no da soluciones” 1

Frente a la propaganda de los 3.000 profesores, criticó López, el sindicato ANPE informó que sólo hay 6 profesores más en Castilla-La Mancha, y no 3.000, como afirman desde la consejería de Educación. La diputada de Ciudadanos cargó duramente contra la falta de previsión de la consejería de Educación en la región, sentenciando que, “la comunicación entre centros de salud y centros educativos es cero”. “Todas las respuestas que reciben los centros educativos cuando se consigue contactar es… no sé”, ha aseverado López.

Además, afirmó que en el protocolo de “Manejo de los contactos por parte de Salud Pública” con el que deberían contar todos los centros educativos de la región, “se especifican unas medidas que a duras penas se están ejecutando mientras nos convertimos en una de las comunidades autónomas con mayor número de aulas cerradas”. El propio protocolo indica las cuarentenas de 10 días y hasta 72 horas después de haber desaparecido los síntomas. Pero, ha preguntado, “señores del Gobierno ¿dónde están las PCR en el protocolo?”.

López cuestionó a la consejera de Educación “¿cómo protegen a los niños? ¿Cómo protegen a las familias? ¿Van a obligar a las familias a llevar a sus hijos a un aula burbuja donde se relacionan sin distancias? Eso es un aula para contagiarse”.

En esta línea, la diputada de centro recordó que el sistema de Atención Primaria en Castilla-La Mancha “ya está totalmente colapsada y ahora unimos la vuelta al colegio”. “Se mandó un correo tarde y mal, un 28 de agosto en el que se avisaba que habría una coordinación entre Sanidad y Educación cuando no se había dado ninguna información ni indicación a los centros de salud”.

Además, López denunció que “la formación que se ha dado a los pocos centros educativos de la región ha sido mínima y muy poco efectiva según nos han informado los docentes”.

“Los centros terminan llamando al 112 ante la desesperación”

La diputada de Ciudadanos en las Cortes explicó que la consejería de Educación publicó “tarde y mal una guía para los centros educativos y familias donde se establecía un protocolo de actuación”. Pero este protocolo de actuación ha criticado López, incluye un número de teléfono 900 122 112 “que nadie coge”. “Los centros ante sospechas se desesperan llamando a un teléfono que nadie descuelga y se termina llamando al 112 ante toda desesperación para informar de casos”.

“La realidad es que la inmensa mayoría de estos casos deberían ser comunicados por epidemiología a los centros educativos para identificar las aulas afectadas, y esto, denunciamos desde Ciudadanos, no se hace así”, ha finalizado con rotundidad López.