Las tardes de agosto, la zona azul será gratuita.

El estacionamiento regulado de vehículos en superficie, conocido como zona azul, será gratuito en las tardes del mes de agosto en la ciudad de Ciudad Real. Esta medida ha sido incluida como uno de los compromisos del acuerdo de gobierno entre el alcalde Francisco Cañizares y el partido Vox. El objetivo de esta iniciativa es favorecer la rotación de vehículos y facilitar la actividad comercial en la zona.

El alcalde ya ha firmado el decreto para que esta medida entre en vigor a partir del 1 de agosto. Según estimaciones del consistorio, esta decisión tendrá un impacto económico de aproximadamente 36.000 euros.

Es importante destacar que esta medida se ajusta a la realidad de la ciudad, ya que durante las tardes del verano se produce un descenso efectivo del movimiento en el centro. El nuevo equipo municipal de gobierno busca adaptarse a esta realidad y mejorar la ciudad y la atención al ciudadano, aunque esto implique una pérdida de ingresos como la gratuidad de la zona azul.

Además de la gratuidad de la zona azul, el alcalde ha informado de otras medidas adoptadas por el consistorio en materia de movilidad. Una de ellas es un proyecto de mejora para el aparcamiento disuasorio de la calle Severo Ochoa, que actualmente se encuentra en mal estado. Este proyecto contará con un presupuesto base de licitación de 99.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses.

También se ha anunciado la realización de otro proyecto de mejora para el aparcamiento disuasorio situado junto al Parque Gasset. Este es considerado el más importante debido a su volumen y se buscará encontrar una solución definitiva y de mayor calidad.

En cuanto a la implantación de la Zona de Bajas Emisiones, el alcalde ha asegurado que se realizará desde la participación y el consenso. El Ayuntamiento ha sacado un contrato para la instalación de medidores definitivos que evaluarán la calidad del aire y, a partir de los datos obtenidos, se diseñará la Zona de Bajas Emisiones. Se buscará que esta medida se adapte a la realidad de la ciudad y no se basará en modelos de otras ciudades con características diferentes.

El Ayuntamiento no ha establecido un plazo específico para la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones, ya que antes se deben tener todos los datos necesarios, como la calidad del aire y el impacto económico de las medidas. El objetivo principal del equipo de gobierno es mantener vivo el centro de la ciudad y hacer todo el proceso de manera tranquila y consensuada con los diferentes colectivos y grupos de oposición.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×