upa clm valora acuerdo UE para la PAC

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, ha hecho una defensa cerrada de los seguros agrarios desde que esta herramienta se convirtió en lo que es: un elemento indispensable del día a día de los agricultores y ganaderos de la región. Así, a la vista de lo negociado y debatido, en la última y reciente comisión territorial de seguros agrarios, la organización agraria afirma que defenderá con uñas y dientes las líneas de cobertura del ajo.

En este sentido, desde UPA explican que se pretende sacar al ajo de su línea de seguro, y hacer una específica, a lo cual desde la organización agraria ataja afirmando que “no vamos a permitir que se queden de lado las coberturas y que se caiga, con la cantidad de daños que puede sufrir un agricultor”. En la organización agraria se encuentran expectantes ante el anuncio de mejora de las líneas y que siga siendo un cultivo que se contrate de manera mayoritaria; pues no se puede permitir que por elementos burocrático administrativos se deje a un lado las coberturas de un cultivo referente, como es el ajo en las provincias de Cuenca y Albacete, por ejemplo.

En fechas recientes se ha celebrado la comisión territorial de seguros agrarios en Castilla-La Mancha con la participación de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Agroseguro, Enesa, el Consorcio de Compensación de Seguros, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha y Cooperativas Agroalimentarias. A esta reunión asistió, asimismo, Juan Carlos Bautista, responsable técnico de la delegación de Gobierno de Albacete.

Tal y como explican desde la UPA Castilla-La Mancha, durante la comisión territorial se debatió sobre las líneas de seguros de frutos secos y ajo, dos líneas de especial interés y relevancia en nuestra región debido a su relevancia, tanta económica como de crecimiento, que estos cultivos han tomado y cuya proyección es patente.

Al respecto de los frutos secos, el responsable de Seguros Agrarios de UPA en la región, Pedro González, explica que se evaluó el momento que atraviesa el cultivo tanto del pistacho como del almendro en nuestra región; incidiendo en que se trata de la región en la cual más contrataciones de seguros se hacen de estas líneas, con un peso específico cada vez más elevado. En los aspectos relacionados con el cultivo de pistacho, se ha valorado la introducción de mejoras para cubrir daños en calidad, así como en los siniestros derivados del pedrisco. “En años como los que estamos viviendo, los agricultores se han acostumbrado al cambio climático de la manera más drástica y dolorosa posible: a base de perder cosechas”, explica González, quien insiste en recomendar la contratación de seguros agrarios como única herramienta ante los siniestros motivados por la climatología. “Lo vimos con la DANA y lo hemos visto con Filomena”, recuerda.

Desde UPA se han aportado propuestas de mejora en las dos líneas mencionadas, frutos secos y ajo, para encaminar el seguro agrario a un incremento necesario y mayoritario de aseguramiento de explotaciones y cultivos; pues el siglo XXI ha demostrado que las condiciones climatológicas son cambiantes y ciertamente complicadas y dañinas.