La concejala de Parques y Jardines, Marta Medina, ha ofrecido este jueves datos de los efectos “devastadores” del temporal de frío y hielo en la masa arbórea de la ciudad, como ha explicado, el porcentaje de árboles afectados está en torno al 20 por ciento, aunque en parques forestales como La Bastida, este porcentaje asciende al 40 por ciento.

“Para el tratamiento de los árboles afectados pusimos en marcha el pasado 10 de enero un dispositivo especial que sigue activo y que se ha centrado, en primer lugar, en la vía pública, para continuar en los parques y jardines”, ha indicado la responsable municipal de Parques y Jardines, además de indicar que en esta primera fase “hemos retirado ramas caídas, sueltas, colgadas o partidas que suponían un peligro en la vía pública, y se ha intervenido en ejemplares dañados y no recuperables”.

Entre los datos facilitados por la concejala y que mañana, viernes compartirá en el Consejo Local de Medio Ambiente, se encuentran los barrios y parques más afectados, siendo el Polígono, Santa Bárbara y el Casco Histórico, así como La Bastida y la Fuente del Moro, donde los daños están por evaluar de manera detallada, aunque “todo hace indicar que en estas zonas los efectos de Filomena han sido devastadores”.

En cuanto a los parques urbanos más afectados, Marta Medina se ha referido a La Vega, al Parque Escolar, al del Paseo del Tránsito y al Parque Lineal, sin obviar la situación del arbolado del Cementerio Municipal que ayer reabría sus puertas con zonas acotadas por seguridad y en las que se sigue trabajando.

Los árboles más afectados por la borrasca Filomena y las posteriores heladas del mes de enero, así como las fuertes rachas de viento registradas días después de la gran nevada, han sido los de hoja perenne, ya que como ha explicado la edil “son aquellos con mayor superficie para la acumulación de nieve y hielo, lo que desencadena en la fractura de las ramas; hablamos de pinos, cipreses, y olivos, entre otros ejemplares”.

“Estos trabajos comenzaron el 10 de enero, y aún hoy continúan en diferentes puntos de la ciudad”, ha reiterado la concejala, además de informar del uso que el Ayuntamiento dará a los restos vegetales que en estos momentos se están depositando en campas provisionales para su posterior triturado y compostaje.

Reciclaje para biomasa y precaución ciudadana

“Del reciclaje de estas ramas vamos a obtener energía biomasa para instalaciones municipales, como las piscinas cubiertas que cuentan con calderas específicas para este combustible”, ha indicado Marta Medina, no sin antes subrayar que el resultado de estas acciones de reciclaje vegetal también se destinará como sustrato para las zonas forestales, parques y jardines municipales.

Por último, la concejala ha pedido comprensión a la ciudadanía y que se respeten los cierres de los parques y los jardines para evitar accidentes y facilitar el trabajo que están desarrollando los técnicos y operarios municipales y contratados de manera extraordinaria para recuperar cuanto antes la normalidad. Un mensaje que Marta Medina ha hecho extensivo a las visitas al Cementerio Municipal, donde se debe respetar el cierre de determinadas zonas en las que aún se trabaja en la retirada de ramas y limpieza.