La Diputación de Cuenca quiere ayudar a los empresarios y autónomos conquenses en la fase 0 de desescalada que comienza a partir de hoy, por este motivo, se van a repartir viseras protectoras en toda la provincia gracias a la colaboración de CEOE-Cepyme Cuenca y las Agrupaciones de Protección Civil.

El presidente, Álvaro Martínez Chana, ha señalado que está previsto entregar dos unidades por trabajador hasta completar un total de 8.000, “el objetivo es mejorar la seguridad de todas aquellas personas que están atendiendo al público para evitar nuevos contagios”. El ejecutivo provincial considera “prioritario” apoyar a los pequeños comercios como peluquerías, librerías o ferreterías, entre otros, que pueden atender a sus clientes con cita previa.

Este reparto de viseras protectoras comenzará a partir de mañana, tanto en la capital como en el resto de la provincia, y se puede llevar a cabo gracias a la ayuda de CEOE-Cepyme Cuenca y a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de las agrupaciones locales de Protección Civil. Martínez Chana ha puesto el acento en que, una vez más, es la “colaboración de todo el tejido social conquense” el que conseguirá vencer al Covid-19.

Estas viseras se han podido fabricar gracias al convenio firmado entre la Diputación de Cuenca y la fábrica motillana Mahle que sigue predispuesta a continuar con la producción si fuera necesario.