El Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), recibirá los días 5 y 6 de marzo una actividad formativa dirigida a un pequeño grupo de residentes de Cirugía de cuarto y quinto año y cirujanos noveles.

Se trata del IV Curso de Inmersión Clínica en Cirugía Bariátrica de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), coordinado por la doctora Juana Morante Castaño y con la participación de profesionales tanto del servicio de Cirugía General como del servicio de Endocrinología, Anestesiología y una dietista-nutricionista.

La doctora Morante, impulsora de la creación de la Unidad de Cirugía Bariátrica del Hospital de Guadalajara en el año 2012, destacó que con esta actividad formativa se pretende dar a conocer las novedades en cirugía bariátrica, las técnicas existentes, posibles complicaciones, así como explicar cómo se forma una unidad de este tipo.

“Se trata de una actividad muy interesante porque existen pocas ocasiones de obtener esta formación”, de manera que “todas las actividades formativas sobre este tema que se organizan en nuestro país cuentan con una gran aceptación y las plazas se cubren enseguida”, ha señalado.

La obesidad, según la doctora Morante, es “una patología desgraciadamente en auge” que se asocia en muchos casos a enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares y alteraciones de la función pulmonar, entre otras muchas complicaciones.

Por todo ello, “este curso resulta muy interesante, siendo el primero que se imparte en el hospital con carácter monográfico sobre Cirugía Bariátrica y el único realizado este año, a instancias de la AEC, en Castilla-La Mancha”, ha indicado.

El programa contempla una parte teórica con temas que incluyen la presentación del Protocolo y Vía Clínica de la Unidad de Cirugía Bariátrica, la anestesia multimodal perioperatoria, presentación y manejo de complicaciones precoces y tardías de la cirugía bariátrica, nutrición pre y postquirúrgica en estos casos y la evolución de comorbilidades tras la cirugía.

A su vez, se presentarán y discutirán casos clínicos, y el curso también incluirá un apartado para el desarrollo en quirófano de manera que los futuros especialistas puedan tener una aproximación a técnicas como la gastrectomía vertical laparoscóica, diferentes maneras de by-pass gástrico o la conversión de una técnica a otra, así como otros temas.

Desde se puesta en marcha hace casi siete años, la Unidad de Obesidad del Hospital de Guadalajara ha atendido a unas 120 personas, de las que la mayoría fueron finalmente intervenidas, si bien la atención que se les presta es multidisciplinar y con la participación de profesionales de los servicios de Endocrinología, Cirugía General y del Aparato Digestivo, Anestesiología y Reanimación y Psiquiatría, y con el apoyo de la Enfermería.

La Unidad atiende a pacientes con Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 35-40 y en función de las distintas enfermedades asociadas a su obesidad. A los pacientes se les indica la modificación de hábitos de vida, reeducación alimentaria y atención psicológica, y cuando todo ello fracasa o existe un riesgo serio a la salud, existe la opción de cirugía con el fin de que la persona pueda reducir su eso y mejore su estado de salud.

El pasado año, la doctora Morante obtuvo el diploma de Competencia de Experto en Cirugía Bariátrica y Metabólica que concede la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) y que acredita el nivel máximo de especialización para este tipo de cirugía, avalando los conocimientos y habilidades del programa de Cirugía Bariátrica del centro hospitalario guadalajareño.