BASE INCENDIOS SIERRA DE LA PINA, INAER

SEPLA presentó en la tarde de ayer la convocatoria de huelga en los Ministerios de Fomento y Trabajo a raíz de que los pilotos de Babcock, que es la principal operadora de helicópteros y aviones de emergencia y protección civil en todo el territorio español, decidieran ir a la huelga. Los paros tendrán lugar del 18 al 23 y del 27 al 30 de mayo y ya han convocado a los 330 pilotos que conforman la compañía que opera en emergencias como extinción de incendios, rescates en montaña, salvamento marítimo, o transporte de heridos, y presta además servicios de vigilancia aduanera y de plataformas de petróleo y gas.

Huelga de los pilotos de emergencias y protección civil en España 1
SEPLA busca con esta convocatoria de huelga,  llamar la atención sobre la precaria situación en la que se encuentran los profesionales que trabajan en estas labores que son imprescindibles en la sociedad. Aunque hay que tener en cuenta que este tipo de operaciones están garantizadas por la Administración Pública con un 100% de los servicios mínimos, así que los paros no tendrán un impacto real en el servicio.

Además del sindicato SEPLA, otros colectivos han convocado a huelga en estos días, en protesta por las rebajas de salarios que la empresa va a aplicar inminentemente. La decisión de rabajar los salarios coloca a los pilotos de Babcock con la retribución más baja dentro de la Unión Europea. Por su extensión de costas, su orografía y su clima, España es un país en el que se hacen vitales para la sociedad servicios como el salvamento marítimo, la protección civil, la lucha contra incendios, el servicio en plataformas o la vigilancia aduanera.

SEPLA considera que esta rebaja salarial es una medida “torpe e injusta”, que no tiene en cuenta la ineficiencia en la gestión de Babcock en los últimos años, motivo último que ha llevado a esta empresa a reducir beneficios en los últimos ejercicios, y que desencadena ahora la consagración de la precariedad en el sector de los helicópteros en España. El Sindicato lleva meses proponiendo a la empresa medidas alternativas para ahorrar costes y evitar esta medida tan radical.

Huelga de los pilotos de emergencias y protección civil en España 2

La bajada de salarios, además, ha creado un profundo malestar entre los pilotos de la compañía. “Hay una gran preocupación entre todos nosotros y el estado de ánimo es bajo -han manifestado desde la Sección Sindical de SEPLA en Babcock-. No sabemos qué futuro nos espera, y esa incertidumbre nos acompaña constantemente, incluso mientras desempeñamos nuestro trabajo”.

SEPLA recuerda la dificultad del trabajo de pilotos, rescatadores o médicos que conforman la tripulación de vuelo de un helicóptero de servicios cruciales para la sociedad como el salvamento marítimo, el salvamento en montaña o el traslado de enfermos. De igual modo el trabajo de cualquier piloto que se dedique a labores de extinción de incendios requiere de una enorme destreza y capacidad de concentración, “Nos jugamos el tipo a diario -lamentan desde SEPLA- y nuestra empresa nos lo recompensa haciéndonos responsables directos de su mala gestión”. A pesar de la situación, todos los pilotos de Babcock siguen demostrando día a día su enorme profesionalidad y su compromiso con la compañía y con el servicio que realizan para la sociedad.

Babcock es la principal concesionaria de los servicios de emergencias y protección civil por vía aérea en España. La compañía está contratada por numerosas Comunidades Autónomas para realizar diferentes labores. Es la operadora de los dos helicópteros de Salvamento Marítimo de la Xunta de Galicia, así como de los helicópteros de protección civil del Gobierno de Cantabria y de la Generalitat Valenciana, que realizan labores tanto de rescate en montaña y mar, transporte de heridos a hospitales y lucha contra incendios. Además, Babcock es la empresa contratada por el Ministerio de Fomento para operar los helicópteros y aviones de salvamento marítimo en toda la costa española.

En este sentido, SEPLA quiere pedir responsabilidad a la Administración Pública a la hora de establecer los criterios para decidir la adjudicación de un servicio de estas características. SEPLA entiende que la calidad, la profesionalidad de sus trabajadores y el equipamiento y solvencia de sus medios aéreos deben anteponerse al criterio del coste económico. La continua rebaja en el precio de la adjudicación en los concursos públicos está favoreciendo la precarización de las condiciones laborales de quienes trabajan a diario en este servicio de carácter esencial y público para la sociedad. “La Administración Pública debe intervenir, ya que España no puede situarse a la cabeza de Europa en precariedad en un sector tan importante” han subrayado desde la Sección Sindical de SEPLA en Babcock.