El taller online ‘Mujer digital. Visibilización en las redes’ que se dictó ayer por la tarde iba abordar de forma teórica la manera en que las mujeres son presentadas en los medios sociales de Internet y su sometimiento a estereotipos machistas y sexuales, pero fue mucho más práctico de lo esperado al irrumpir, durante unos instantes, un pirata informático que exhibió dibujos, mensajes y vídeos soeces con ese tipo e prácticas denigrantes.

Gran exposición de la especialista Sonia Hidalgo sobre ‘Mujer digital’ y la visibilización en las redes, durante las Jornadas de Igualdad 2021 1

Un hecho que desde el Centro de la Mujer de Almodóvar del Campo y desde la propia Concejalía de Mujer e Igualdad se apresuran a condenar, lamentan que “este jaqueo machistoide interrumpiera la sesión y, pese a la ofensa que pudiera sentir la treintena de participantes, la verdad es que el incidente vino a mostrar a la perfección la triste realidad de acoso digital al que seguimos sometidas las mujeres”, dice Yolanda Molina.

La concejala del Consistorio almodovareña, consciente de que “no hace daño quien quiere, sino quien puede”, pide en todo caso disculpas a las asistentes y recalca la rápida reacción que cortó de raíz el ataque informático, “pudiendo en poco más de diez minutos retomar la magnífica exposición que hizo Sonia Hidalgo”, la especialista del Centro de Psicología e Información SH, ponente de la charla-taller durante hora y media.

Una intervención que puso de manifiesto como la brecha digital de género “es una de las variables más relevantes relacionadas con el retraso de las mujeres en su incorporación al mundo de las nuevas tecnologías y del uso de Internet”, según apuntaba durante la presentación Ana Portillo, técnica del Centro de la Mujer, quien constata que esa brecha es creciente y más patente al aumentar la edad de las usuarias.

A una mayor inclusión digital y capacitación de las TIC (tecnologías de la información y de la comunicación) de las mujeres contribuyó la acción, buscando fortalecer su empoderamiento en estos ámbitos, enseñándoles el manejo básico de estos recursos, fomentando un buen uso de las redes sociales y, en definitiva, también, sensibilizar sobre los diferentes tipos de violencia de género que se dan espacios virtuales.

Empoderamiento digital y en redes

Así, Hidalgo remarcó como “el menor acceso a Internet de las mujeres está suponiendo un freno al avance en igualdad de oportunidades de las mujeres”, algo que enfatizó con vídeos muy ilustrativos y entusiastas hacia ese empoderamiento necesario, llamando también la ponente a “participar activamente en las redes sociales por ser un espacio idóneo para el activismo de las mujeres”.

Enlazando con el incidente inicial, se abordó de forma amplia los contenidos sexistas en la red. “Aunque se ha avanzado mucho en este terreno, en la actualidad todavía no existe una adecuada representación de los puntos de vista, conocimientos e intereses de las mujeres”, algo que, añadió, radica en que ellas “intervienen en menor medida en la creación de contenidos”.

Hidalgo resaltó que en una gran mayoría dichos contenidos están hechos por hombres, “por lo que transmiten una visión androcéntrica”, reforzando así la reproducción de estereotipos y roles sexistas presentes en la publicidad y otros canales de información o entretenimiento como los videojuegos. “Internet no deja de ser una ventana al mundo y, si el mundo en que vivimos es machista, así se verá reflejado en la red”, apostillaba.

Y, como añadió antes de dar paso a ejemplos palpables de su exposición, entre otros atributos femeninos estereotipados a los que se da infundada vía libre citó “la capacidad de seducción, la torpeza técnica, el pensamiento muy concreto, la debilidad, la sumisión, la subordinación o la escasa capacidad espacial”, concluyendo que la exposición de estos aspectos supone que “la desigualdad de género ha adquirido formas nuevas, pero no ha desaparecido”.

También hizo alusión a situaciones de violencia cibernética contra las mujeres como la violación de su intimidad, el sembrar rumores falsos y difamaciones, la creación de perfiles falsos para robar identidad, denigración, acecho o espionaje, o el acoso y la amenaza, exponiendo a continuación medidas para prevenir situaciones de ‘ciberbullying’, el ‘sexting’, el ‘skalted’, el ‘grooming’, el ‘shaming’ o el ‘doxing’.

En concreto, para protegerse en redes como Facebook llamó la especialista “a controlar exactamente quién ve cada cosa, no permitir que acosadores potenciales sepan dónde se está en todo momento, bloquearlos y crear una lista negra, denunciar las cuantas falsas o evitar el “porno de venganza”, recalcando que en las redes sociales se debe interactuar con sororidad

Durante su exposición, Sonia Hidalgo citó también a mujeres pioneras en el campo de la tecnología, como Ada Lovelace, la primera programadora; Ángela Ruiz Robles, precursora del ‘ebook’ o libro electrónico; Grace Hooper, precursora del lenguaje de programación universal; Hedy Lamarr, precursora del ‘Wifi’ y el ‘Bluetooh’; Evelyn Verezin, creadora del primer procesador de textos; Jude Milhon, creadora del ‘ciberpunk’, Radia Joy Perlman, madre de Internet; Frances E. Allen, primera mujer en recibir el Premio ‘Turing’, equivalente al Nóbel de Informática; y Carol Shaw, primera mujer diseñadora de videojuegos.