El Gobierno de Castilla-La Mancha ha trasladado a más de una treintena de empresarios la “oportunidad empresarial” que existe en el cambio de modelo lineal por uno circular que se está impulsando desde el Ejecutivo con la Ley de Economía Circular y que supondrá un nuevo nicho de empleo “vinculado a estas actividades”, y que permitiría la creación de 30.000 empleos en la región.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha indicado hoy durante su participación en el desayuno informativo organizado por el diario ABC, que bajo el nombre ‘La Economía Circular y la Sostenibilidad en el ámbito de la empresa’ y organizado por ABC, ha tenido lugar esta mañana en el edificio de San Pedro Mártir, en Toledo.

Durante su intervención, ha manifestado que en la economía circular los residuos de antes “se convierten en recursos para el futuro”,  siendo un modelo rentable con cuyo cambio está previsto que se incremente el Producto Interior Bruto en la Unión Europea en un siete por ciento.

Ante esta oportunidad empresarial, el consejero ha recordado que en Castilla-La Mancha se ha elaborado una Ley de Economía Circular, en la cual se incentiva a las empresas a tomar esta decisión del cambio del modelo lineal por el circular, con ayudas públicas y en la que, además, se marcan tasas para las empresas que gestionen residuos con destino vertedero para que puedan reciclarse y fianzas para aquellas empresas que gestionen residuos peligrosos en la región.

De esta forma lo ha trasladado hoy, para que los empresarios tomen esa decisión de “cambiar de modelo” y “lo hagan en Castilla-La Mancha”.

En este desayuno informativo han estado también presentes el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo;  la vicerrectora de Transferencia e Innovación de la UCLM, Ángela González Moreno; el coordinador de CYTEMA-Campus Científico y Tecnológico de la Energía y el Medio Ambiente, Francisco Sáez Martínez; el director gerente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Toledo, Joaquín Echevarría, y el director general de la Fundación ECOLEC, Luis Moreno Jordana, junto a más de una treintena de empresarios.

Sentido común ante el nuevo trasvase de agua al Levante

Además, preguntado por los medios de comunicación sobre la nueva derivación de agua de 38 hectómetros cúbicos al Levante, Martínez Arroyo ha lamentado que se haya aprobado otro trasvase más, cuando todavía no se han consumido los hectómetros anteriores y ha recordado que ese agua que sale de Castilla-La Mancha al Levante no solo es para consumo humano sino para regadío, apelando por ello al “sentido común” ya que para esos fines existen ya alternativas, como las desaladoras.

El agua, ha dicho, hace que seamos “más rentables y competitivos” y la “solidaridad y el sentido común deben conjugarse en esta materia con el futuro de Castilla-La Mancha”, donde ese recurso “nos debe servir a todos” porque en la región “existen grandes potencialidades y empresarios, gente joven y mujeres que están deseando poder innovar en el campo, pero ese futuro pasa por el acceso al agua”.

Así, ha dicho, desde Castilla-La Mancha “seguiremos recurriendo los trasvases que se vayan produciendo los apruebe el Gobierno que los apruebe”, ha dicho y se ha mostrado convencido que “la razón estará de nuestro lado”, porque en este argumento del Gobierno regional “está simplemente el sentido común”.