El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Rojo, ha señalado que el Gobierno de Castilla-La Mancha respalda y apoya todo el trabajo que realizan los profesionales y agricultores integrantes de la Denominación de Origen Protegida (DOP) del Aceite de Oliva Virgen Extra ‘Montes de Toledo’, como las campañas para fomentar su consumo, “porque es uno de nuestros principales productos estrella y genera enormes beneficios, ya que consumiendo este excelente aceite de oliva virgen, reconocido en todo el mundo, ganamos en salud y se incrementa la riqueza económica y medioambiental de nuestro medio rural”.

Acompañando al presidente el presidente de la DOP, Andrés Gomez Mora, el director provincial de Agricultura participaba esta mañana, en el Paseo de la Vega de Toledo, en la inauguración de ‘Jornada divulgativa para familias’ que ha organizado la Fundación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Aceite Montes de Toledo para fomentar entre la población el consumo de este ingrediente básico de la Dieta Mediterránea, y donde el público podía mantener un contacto directo con los productores en los diferentes stands, además de ofrecer catas, talleres sobre elaboraciones de recetas saludables y actividades de animación para los más pequeños.

En esta fiesta del aceite ‘Montes de Toledo’ han mostrado y explicado su producción 10 de las 34 almazaras de las provincias de Toledo (con 31) y Ciudad Real, que en total están acogidas a dicha DOP, la más veterana y la primera en constituirse en toda Castilla-La Mancha, tal y como destacaba Andrés Gómez Mora.

En la apertura de la feria también participaron el concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Toledo, Teo García, y el diputado provincial de Agricultura, Rafael Martín.

La DOP Aceite Montes de Toledo agrupa a más de 10.000 agricultores e incluye dentro de su zona geográfica de producción a 106 municipios de Toledo y 22 de Ciudad Real, todos ellos situados en la cordillera de los Montes de Toledo, cuyo terreno y climatología marcan la singularidad de la variedad de oliva Cornicaba, destinada a la elaboración de este aceite de Denominación de Origen Protegida, contando en total con una superficie de olivar inscrita de unas 35.000 hectáreas.

A través de esta labor que, según ponía en valor José Luis Rojo, “se remonta a numerosas generaciones de olivicultores” se produjo en la campaña pasada 2017-2018 alrededor de 25 millones de kilos de aceituna y 6 millones de kilos de aceite.

Además de la importancia de toda esta producción para el desarrollo socioeconómico de la provincia Toledo, el consumo de aceite de oliva virgen extra supone grandes beneficios para prevenir enfermedades cardiovasculares, contra la arteriosclerosis o la diabetes, reduce los niveles de colesterol, mejora el funcionamiento del aparato digestivo, la conservación de nuestros huesos, retrasa el envejecimiento y realza el sabor natural de todos los alimentos.

La DOP ‘Montes de Toledo’ es la primera Denominación de Origen en España que exporta este producto a Estados Unidos con el etiquetado de la Fundación Dieta Mediterránea, un valor de marca añadido.