El Gobierno de Castilla-La Mancha ha valorado la importante colaboración profesional de la “Fundación Diagrama” en el Programa de Prevención de Conductas Delictivas, dirigido a menores y familias, subvencionado por la Consejería de Bienestar Social, y que se está lleva a cabo en todas las provincias de la Comunidad Autónoma.

Así lo ha trasladado la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma Antonia durante la reunión que ha mantenido con el coordinador regional de la Fundación Diagrama en Castilla-La Mancha, Javier Núñez, la coordinadora del Programa de Prevención de Conductas Delictivas en Albacete, Ana Ruiz, y la psicóloga de esta entidad, María Ángeles Galera.

Coloma ha explicado que este Programa pretende “sensibilizar e informar a los menores sobre las consecuencias que tiene la comisión de hechos delictivos”, y ha recordado que va dirigido a menores de 14 años que han llevado a cabo un comportamiento tipificado como delito y o infracción, pero que debido a su edad no están sujetos a la Ley Orgánica de la Responsabilidad Penal de los Menores (LORPM); a menores que se encuentran en situación de vulnerabilidad o en riesgo social; y en aquellos casos considerados por los técnicos de Servicios Sociales como herramienta de prevención ante futuras conductas delictivas.

La representante de la Consejería de Bienestar Social ha resaltado la importancia de desarrollar actividades socioeducativas “para promover habilidades personales y sociales que favorezcan una conciencia crítica y responsable ante las posibles conductas o situaciones infractoras que han podido cometer o que podrían realizar en futuras ocasiones los menores beneficiarios de este Programa”.

Una de las finalidades analizadas en la reunión es seguir otorgando importancia a los progenitores o tutores de los menores, estén dotados de habilidades y recursos parentales que les permitan promover un contexto educacional y familiar positivo, además de disminuir los factores de riesgo que engloban al menor ante una futura aparición o reiteración de conductas antisociales o predelictivas.

La intervención es a nivel grupal y consta de 17 sesiones, 10 dirigidas a los menores, 5 a los progenitores o tutores y 2 conjuntas, ha explicado Antonia Coloma, directora provincial de Bienestar Social en Albacete, tras finalizar la reunión con la Fundación “Diagrama”.