En la última reunión, llevada a cabo en octubre, el Consejo de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha estableció el nuevo Plan de Hemodonación para el 2019. Tiene como objetivo principal garantizar el autoabastecimiento de componentes sanguíneos para todos los hospitales de la región y l seguridad transfusional de los pacientes.

Durante el transcurso de este encuentro la presidenta del Consejo de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha y directora general de Planificación, Inspección y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad, María Teresa Marín, ha explicado que el nuevo Plan de Hemodonación refleja una previsión de 75.290 donaciones de sangre, 2.220 plasmaféresis y  800 plaquetoaféresis, “lo que posibilitará alcanzar los objetivos fijados para el desarrollo de la actividad asistencial y quirúrgica durante el próximo año en todos los centros hospitalarios de la región”, ha asegurado.

La red de carácter regional se encuentra integrada por los máximos representantes de la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, la Dirección General de Planificación, Inspección y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad, así como la coordinadora de la Red y los directores de los Centros de Transfusión de Albacete, Ciudad Real y Toledo.

En el diseño del nuevo Plan se analizó minuciosamente la actividad asistencial y quirúrgica prevista para este ejercicio, así como los 58.000 componentes sanguíneos distribuidos a todos los hospitales en los primeros nueve meses de 2018 “para garantizar los stocks de los mismos y que todas las intervenciones quirúrgicas se realicen con las máximas garantías de calidad para los pacientes, asegurando una total disponibilidad en todo momento”, ha incidido el director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros.

Más plasma y de mayor calidad

Una de las novedades del Plan de Hemodonación para 2019 es que el Gobiero regional apuesta firmemente por la donación de plasma a través de sistemas de aféresis, con objeto de obtener plasma en mayor cantidad y de mejor rendimiento para tratar numerosas patologías y garantizar el abastecimiento de los pacientes.

Su uso es muy importante para algunas enfermedades severas y graves en enfermos renales, hematológicos, neurológicos donde su único tratamiento es la sustitución del plasma del paciente por plasma sano de donantes.

En este sentido, a lo largo de los primeros nueve meses, en Castilla-La Mancha se han obtenido un total de 1.606 plasmaféresis (donación exclusiva de plasma) y 542 plaquetoaféresis (donación exclusiva de plaquetas). Estos procedimientos se vienen realizando de forma habitual en los puntos fijos de extracción de los Hospitales de Albacete, Cuenca, Toledo, Ciudad Real, Alcázar de San Juan, Puertollano y Valdepeñas; donde durante los primeros nueve meses del año se han obtenido un total de 332 plasmaféresis y 344 plaquetoaféresis.

Asimismo, también a través de las colectas extrahospitalarias que se organizan en las distintas localidades de la región se realizan estas donaciones exclusivas de plasma y plaquetas con la utilización de equipos de alta tecnología.

En este contexto, y como otra novedad, la coordinadora de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha, doctora Elena Madrigal, destacó que precisamente durante los primeros meses de 2018 se pusieron en marcha pocedimientos de plasmaféresis y plaquetoaféresis por primera vez en el Hospital de Talavera de la Reina (Toledo), y en el Hospital de Manzanares (Ciudad Real) con una gran aceptación.

Mayor seguridad transfusional

El Consejo de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha también ha puesto de manifiesto la importancia de la seguridad transfusional y la trazabilidad de los componentes sanguíneos de toda la cadena transfusional desde el donante al paciente y la codificación internacional ‘ISBT 128’ de los productos sanguíneos, haciéndolos únicos para identificarlos con total exactitud.

Para ello, durante este año se ha venido desarrollando el proyecto de centralización de los sistemas de información de los Centros y Servicios de Transfusión de Castilla-La Mancha, lo que va a permitir una mayor integración entre todos los servicios al unificar datos y normalizarlos para poder ser compartidos por todos los hospitales de la región.

En concreto, el proyecto consiste en la implantación de la nueva versión ‘e-delphyn BB’ en los 14 hospitales de la comunidad, cinco de ellos correspondientes al Área de Salud de Ciudad Real (Puertollano, Manzanares, Alcázar, Tomelloso y Valdepeñas), el Centro de Transfusión de Toledo y su Servicio de Transfusión y el Servicio de Transfusión del Hospital de Talavera y Guadalajara.

Además, el proyecto contempla la integración del sistema ‘e-delphyn BB’ con el programa de historias clínicas hospitalarias ‘Mambrino XXI’, permitiendo la petición electrónica y transfusión y la historial transfusional del paciente para que se incluya en la historia clínica y así garantizar seguridad transfusional y cumplimiento con la normativa nacional, autonómica y del Consejo de Europa.

En unas semanas está prevista su implantación en el Centro de Transfusión de Albacete y, posteriormente, le seguirán los hospitales de Cuenca, Almansa, Villarrobledo y Hellín consiguiendo la conexión y el trabajo ‘on-line’ a tiempo real para todos los profesionales de la Red en la región.

Nuevos donantes

El Plan de Hemodonación para 2019 quiere dar también gran visibilidad y mostrar su agradecimiento a la labor altruista y solidaria de los donantes de la región y su merecido reconocimiento, ya que son “los verdaderos héroes del sistema sanitario”, ha subrayado la directora general de Planificación, Inspección y Ordenación Sanitaria.

En lo que llevamos de año se han incorporado un total de 5.561 donantes nuevos al conjunto de personas anónimas y generosas que donan salud a quienes lo necesitan.

Otro de los objetivos clave es impulsar la donación en los diferentes puntos fijos de donación de sangre ubicados en los hospitales. Se seguirán desarrollando las distintas colectas extrahospitalarias donde se desplazan equipos sanitarios acompañados por las Hermandades de Donantes de Sangre de la región. En los nueve primeros meses de 2018 ya se realizaron 700 colectas a todas las localidades de la región.

Cómo donar sangre

Pueden donar sangre las personas sanas con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años. Es importante tener en cuenta que la sangre tiene fecha de caducidad, es por ello que las donaciones deben ser realizadas con regularidad y que son necesarios todos los grupos sanguíneos. Los hombres pueden hacerlo hasta cuatro veces al año y las mujeres hasta tres veces.

Los ciudadanos que quieran donar sangre pueden acudir a cualquiera de los puntos fijos ubicados en nueve hospitales de la región o bien a los puntos móviles de recogida que se organizan todos los meses en los diferentes municipios. Puede consultar la ubicación de estos puntos fijos y móviles en la página web de Sanidad Castilla-La Mancha, http://sescam.castillalamancha.es.