El nuevo Decreto de Inclusión Educativa, que el Gobierno regional pondrá en marcha este año tras haber estado abierto a información pública hasta finales de marzo para recibir las aportaciones de los ciudadanos, recoge entre sus prioridades la prevención y detección temprana de las barreras que dificultan el aprendizaje; la intervención educativa desde un enfoque normalizador e inclusivo para garantizar la igualdad de oportunidades a todos los estudiantes; y el fomento de la participación de toda la comunidad educativa como un elemento de calidad para ofrecer una mejor respuesta al alumnado con necesidades especiales.

El director provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Manuel Almeida, que hoy ha participado en la jornada de sensibilización ‘El trastorno del espectro del autismo en la literatura: Rompiendo mitos’ celebrada en la Biblioteca regional del Alcázar de Toledo, ha detallado que otras de las novedades del Decreto de Inclusión Educativa “será la creación de equipos especializados para la atención del alumnado con trastorno autista”.

José Manuel Almeida valoraba que “todo este esfuerzo que se viene realizando en los últimos años por ofrecer la mejor atención educativa compromete de forma coordinada al Gobierno regional, a los centros, al profesorado y a las familias, con el objetivo de que nuestro alumnado con necesidades especiales alcance mejores cotas de normalización, proporcionándoles oportunidades educativas de calidad y ajustadas a sus necesidades que les garantice un futuro mejor”.

Durante esta jornada de sensibilización ante el trastorno autista, cuya apertura ha corrido a cargo de la presidenta de la Federación Autismo Castilla-La Mancha (FACLM), Cristina Gómez Palomo, la directora técnica de la Asociación de Personas con Autismo de Toledo, Laura Olmo, ha ofrecido una ponencia titulada “Rompiendo mitos”, sobre el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). Igualmente, se ha presentado el libro “El jinete del silencio” escrito por Gonzalo Giner, quien también ha mantenido un coloquio con los asistentes.

El director provincial de Educación, que se ha ocupado de cerrar el acto y ha agradecido el trabajo realizado por las asociaciones dedicadas “en nuestra tierra” a la atención de personas con TEA, ha recordado que desde el Gobierno regional “trabajamos codo con codo con todas ellas para que los niños y niñas con trastorno autista y sus familias reciban la mejor atención a nivel personal y educativo”.

En este sentido, Almeida ha detallado que con el nuevo Decreto de Inclusión Educativa “se abre un nuevo marco de actuación para el alumnado con necesidades educativas especiales” pues, entre otras novedades, establece la creación de la Red de Apoyo a la Orientación, Convivencia y Atención a la Diversidad que cubrirá las necesidades de asesoramiento de docentes y familias. Igualmente, con esta normativa se pone en marcha un plan específico de formación para el profesorado sobre tecnologías y metodologías que favorezcan la accesibilidad, el diseño universal de aprendizaje, la individualización de la enseñanza y la participación de toda la comunidad.

Creación de equipos especializados en la atención del alumnado con autismo

El director provincial incidía en que este nuevo Decreto de Inclusión Educativa contempla la creación de equipos especializados para la atención del alumnado con Trastorno del Espectro Autista, “mejorando de esta forma ese asesoramiento a los centros y a los profesionales, así como la atención temprana y preventiva ante las necesidades que presenten estos alumnos, de gran importancia para su desarrollo educativo posterior”.

Junto a esta nueva normativa, José Manuel Almeida se ha referido igualmente a que durante el actual curso escolar se han implantado, de forma piloto, programas específicos de Formación Profesional destinados a alumnos con necesidades educativas especiales, “unos programas que pueden ofrecer una respuesta a parte del alumnado con afectación del trastorno autista, aunque el sistema educativo no debe cerrar puertas a que estos alumnos accedan a mayores niveles de desarrollo académico e inclusión educativa, como la Educación Secundaria Obligatoria, la Formación Profesional reglada, Bachillerato o Universidad, siempre que su esfuerzo sea convenientemente valorado por el profesorado y los centros”.

Asimismo, la Consejería de Educación tiene habilitadas un total de 25 aulas TEA en distintos centros educativos de la región, especializadas para el alumnado con trastorno autista, “cuya andadura y funcionamiento se está actualmente valorando mediante grupos de trabajo de expertos en el trastorno, dando también participación a las asociaciones y a los centros que tienen este proyecto, con el objetivo de tomar decisiones en aras de mejorar este recurso que entendemos sigue siendo muy necesario”, tal y como explicaba el director provincial.