El Gobierno de Castilla-La Mancha muestra su compromiso con la infancia y las familias con la inauguración del Centro de Infancia y Familias de Albacete, un dispositivo que es “una novedad” impulsada por el Gobierno del presidente Emiliano García-Page, para que cada capital de provincia pueda contar con un centro de referencia destinado a atender a la infancia y las familias.

Así lo señaló la consejera de Bienestar social, Aurelia Sánchez, durante la inauguración del recurso que tiene como titular a la Administración y en donde se inviertieron cerca de 70.000 euros para poder acoger a todos los programas que fuera posible.

En concreto, se trata de un espacio de casi 400 metros cuadrados en el que se integran tres  recursos, que ya se estaban ofreciendo en otros puntos de la ciudad, y otros novedosos que ahora están incluidos en estas instalaciones con las que se va a dar un servicio integral a los niños, niñas, adolescentes y a las familias albaceteñas.

El Centro de Infancia y Familias integra seis programas

El Centro de Infancia y Familias cuenta con 20 profesionales, allí se ofrecen seis programas: el programa ‘#TúCuentas’, dirigido a prevenir situaciones de acoso escolar y que en 2018 ha llegado a más de 3.800 menores a través de las charlas impartidas en la provincia Albacete; las Aulas de Familia, espacios en los que las familias pueden encontrar un sitio donde mejorar la educación de sus hijos, el Programa de Prevención de Conductas Delictivas, para sensibilizar e informar a los menores sobre las consecuencias que tiene la comisión de hechos delictivos; un Dispositivo Itinerante de Atención al Menor o el de Vínculos de Acogimiento Familiar y el de Acogimiento Familiar, a través del que las “familias solidarias” acogen en el seno de su hogar a los niños y niñas tutelados por la administración, ha afirmado Sánchez.

En 2018, el Gobierno regional ha atendido con estos programas a más de 4.000 niños y 11.000 personas beneficiarias en la provincia de Albacete.

Además, la consejera señaló que el centro se suma al resto de novedades puestas en marcha durante la legislatura como el Plan Cuida, recogido en el Plan de infancia y Familias, que no solo protege a la infancia sino que “apoya a las familias y cuida la calidad y atención de los profesionales que lo desarrollan” o el Portal interactivo de Infancia y familias en el que cualquier familia puede acceder y apuntarse a las actividades y cursos ofrecidos por el Gobierno regional. Todo ello, ha señalado Sánchez,  con el objetivo de “mejorar la calidad de vida y el bienestar de las familias de Castilla-La Mancha”.

Más presupuesto, profesionales y proyectos para beneficiar a más familias

El Gobierno del presidente Emiliano García-Page apostó por la mejora de la calidad de vida para las familias castellano-manchegas, para las que se triplicó el presupuesto destinado a los programas de Infancia y Familia, que pasó de 2,1 millones de euros a 6,1; también se incorporaron más profesionales especializados, pasando de 60 a 200 en áreas como psicología, trabajo social y educación social, entre otras.

Todo ello ha permitido atender a más personas a través de los programas de infancia y familia pasando de los 10.000 beneficiarios y beneficiarias al inicio de la legislatura a multiplicarlos por seis, superando los 60.000 en 2018, de los que aproximadamente la mitad, unos 30.000 son niños y niñas.