El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha subrayado hoy que el Gobierno de Castilla-La Mancha en la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica reivindicará que el reparto de los recursos disponibles se haga en función de las necesidades y no en base a las reivindicaciones de los nacionalismos.

Ruiz Molina lo manifestó en el acto de entrega de los XXII galardones empresariales de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), presidido por el presidente de Fedeto, Ángel Nicolás, y donde también estuvo la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, y el subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Carlos Ángel Devia.

Ruiz Molina felicitó a los premiados, haciendo mención especial a la Constitución Española, a la que se le otorgó el galardón institucional al conmemorarse los 40 años de su aprobación.

Al mencionar a la Carta Magna, Ruiz Molina ha subrayado que el Gobierno de Castilla-La Mancha defiende la unidad de España porque “garantiza el principio de igualdad entre todos los ciudadanos y, en consecuencia, la igualdad de oportunidades, con independencia del lugar en el que resida”.

Principio de igualdad que el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas aseguró que reclamará en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, cuando se negocie el nuevo modelo para la financiación autonómica.

En relación con el resto de los galardonados, Ruiz Molina ha resaltado que son una fiel imagen de las empresas de Toledo y de Castilla-La Mancha, es decir, compañías innovadoras, que están incrementando la presencia de las mujeres en sus órganos de dirección y cada vez más exportadoras.

Además, se ha referido a la complementariedad existente entre los objetivos que persigue el Gobierno y los que buscan los empresarios, ya que estos últimos pretenden satisfacer servicios a la vez que generan empleo y riqueza, de la que el Gobierno recauda una parte vía impuestos para, después, revertir esos recursos en la sociedad a través de los servicios públicos.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas también quiso resaltar en su intervención el diálogo social que durante la legislatura imeró en la región,y  que permitió entre muchos otros objetivos, la firma del Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha 2015-2020.

En ese pacto el Ejecutivo de Emiliano García-Page se comprometió a no subir la presión fiscal, incrementar el gasto destinado a la inversión empresarial y reducir el déficit, compromisos que está cumplimiento.

Así, Ruiz Molina ha recordado que en esta legislatura se ha reducido más de un 50 por ciento la necesidad de financiación, lo que posibilita pagar con mayor celeridad a los proveedores de la Administración regional, y no se han subido los impuestos.

Por último, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas se refirió a algunos de los logros que se han obtenido en esta legislatura gracias al trabajo en conjunto del Gobierno regional y del empresariado, entre los que destacó la reducción en más de 10 puntos de la tasa de paro, la creación de más de 9.000 empresas y el registro de importantes tasas de crecimiento económico.

Tras la entrega de los galardones se ha proyectado un vídeo del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en el que ha dado la enhorabuena a todos los premiados y, particularmente, a la Constitución Española de 1978.

El presidente regional ha recordado en sus palabras el importante papel que la Constitución Española reconoce a los empresarios, reflejando en sus artículos 7 y 38 “el alcance capital de su trabajo para el avance de la sociedad”.