El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado hoy el “cambio en la mentalidad empresarial” experimentado en España en los últimos cuarenta años, donde se ha pasado de no exportar “y de vender aquí lo que sobraba fuera”, a conseguir que muchas de nuestras empresas “hayan salido adelante gracias al hecho de salir a hacer negocio fuera”.

Así se expresó durante la entrega de la IV edición de los primeros de la Federación Empresarial de Ciudad Real (FECIR), acto que se celebró en la localidad de Carrión de Calatrava. El presidente mostró su “orgullo” por lo “mucho que ha cambiado” el conjunto de la economía española tras cuatro décadas de democracia.

También ha tenido palabras de reconocimiento para el presidente de FECIR, Carlos Marín, de quien ha destacado que es un “interlocutor muy válido, fiable y responsable”, y ha felicitado a todos los premiados, quienes “responden a una clave de éxito” que le permite mostrar “una gran sensación de optimismo”.

A lo largo de los años, ha relatado García-Page, “hemos vivido muchas crisis de todo tipo” y, por ello, estos actos de reconocimiento “son obligatorios en un país donde nos cuesta mucho hablar bien de nosotros mismos”.

Los avances que se lograron “entre todos” en los últimos años “nos han costado mucho y un país que no reconoce el mérito a quien se levanta cada mañana para generar riqueza, es un país abocado al fracaso”, auguró el jefe del Ejecutivo regional.

También criticó que haya habido, durante la crisis, quienes consideraron al sector empresarial parte de la misma, cuando en realidad “quienes nos han metido en ella son quienes querían resultados rápidos sin esfuerzos de por medio”, muy al contrario de los empresarios, quienes tienen en el esfuerzo y el tesón “la clave de todo”.

FECIR ha reconocido en esta edición al autónomo Antonio González Serrano, a Timoteo Espadas Casado, a Jesús Marquina Cepeda ‘Marquinetti’, a Omister Chocolat, S.L, a Hija de Juan Hervás, S.L, a Cereales Pepillo, S.A., y a Oleo Pepillo, S.L, a Grupo Tresa Automoción, a Pedro Barato Triguero, a Antonio Villarroel Sánchez, periodista de RNE, y a Caritas Parroquial de Ciudad Real por su programa ‘Empresas con Corazón’.

Durante el acto, que contó con la presencia de cerca de 400 personas, el presidente estuvo acompañado entre otros por el presidente de FECIR, Carlos Marín; la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el presidente de la Diputación provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; y la vicepresidenta tercera de Mesa del Congreso, Rosa Romero.