El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado hoy en las Cortes de Castilla-La Mancha que el proceso de adjudicación de las 295 plazas de nuevo ingreso de la Administración General correspondiente a la  Oferta de Empleo Público de 2016 es un proceso reglado, que se está desarrollando con normalidad.

Ruiz Molina ha explicado que todo el proceso de convocatoria y adjudicación de las plazas de Administración General de la Oferta de Empleo Público de 2016, que fue la primera convocada por el Gobierno de García-Page, se ha ajustado a lo estipulado en la legislación vigente y que culminará una vez cumplidos los plazos con el nombramiento y la toma de posesión en el puesto definitivamente adjudicado.

Esta Oferta de Empleo Público en el ámbito de la Administración General constaba de 464 plazas. De ellas, 274 eran para personal funcionario, con 195 plazas de nuevo ingreso y 79, de promoción interna; y las 190 restantes para personal laboral, de las que 100 eran de nuevo ingreso y 90, de promoción interna.

De esta Oferta, se han cubierto el 94 por ciento de las plazas convocadas para el personal funcionario y el 93 por ciento de las destinadas a personal laboral.

En relación a las plazas de personal funcionario, el 93 por ciento de los aspirantes que superaron las pruebas eran de Castilla-La Mancha, y de ellos, el 51 por ciento son interinos de la Administración de la Junta de Comunidades.

En su intervención, el responsable regional ha destacado que las plazas de personal funcionario y laboral que se han ofertado en el proceso de adjudicación son todas las plazas dotadas presupuestariamente en la Junta, es decir, todas aquellas plazas vacantes recogidas en el anexo del Personal de la Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades para 2018.

Más de 11.800 plazas de empleo público a oferta en esta legislatura

También, ha señalado que la Oferta de Empleo Público de 2016 se enmarca en el Plan de Impulso a los Servicios Públicos, promovido por el Gobierno de Castilla-La Mancha, que permitirá sacar a oferta de empleo público más de 11.800 plazas de la Administración regional en esta legislatura.

El objetivo de este plan, impulsado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, además de estimular la promoción profesional de los empleados públicos, es el de consolidar los puestos de trabajo en la Administración regional y estabilizar sus plantillas.

En ese sentido, una vez que se ha aprobado y ha entrado en vigor la semana pasada los Presupuestos Generales del Estado de 2018, la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, a través de la Dirección General de la Función Pública, ha convocado la semana que viene a la Mesa Sectorial de Personal Funcionario y a la Comisión Negociadora del VIII Convenio Colectivo del Personal Laboral para definir la Oferta de Empleo Público de 2018 en el ámbito de la Administración General.

Esta propuesta, se elevará a la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos de la Junta, junto a las que se aprueben en las mesas sectoriales correspondientes al personal docente y sanitario, para su visto bueno y remisión al Consejo de Gobierno, que deberá aprobar de manera definitiva la Oferta de Empleo Público de 2018.

El Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó el pasado mes de diciembre la Oferta de Empleo Público de 2017, con 4.042 plazas, entre nuevo ingreso y promoción interna.