La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha dado a conocer que Castilla-La Mancha contará con 737 Puntos de Inclusión Digital (PID), 209 de ellos en la provincia de Toledo, de los cuales 70 corresponden a la zona ITI (Inversión Territorial Integrada) de la comarca de Talavera de la Reina; con el objetivo de “reducir la brecha digital”.

Así lo ha trasladado en base a la resolución de la convocatoria y en la que participarán de la mano de las Diputaciones, aportando un total de siete millones de euros, de los cuales un 80 por ciento corresponde a la Junta de Comunidades y el 20 por ciento restante a la Diputación de Toledo, en el caso de esta provincia. En la presentación, la consejera ha estado acompañada por el presidente de la institución provincial, Álvaro Gutiérrez; el director general de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, Alipio García; y el delegado del Gobierno regional en Talavera, David Gómez.

García Élez se ha referido al “nuevo concepto de igualdad dentro de las telecomunicaciones y la era digital”, en aras de “la búsqueda de la igualdad real en materia de acceso a las comunicaciones”.

“Nuestro objetivo es reducir la brecha digital, luchar por las telecomunicaciones del siglo XXI y que cuando estén disponibles, poner los medios para que se puedan conectar con la Administración digital”, ha indicado. Con estos avances se conseguirá que “el ciudadano no tenga que moverse de su municipio para realizar las diferentes gestiones con la Administración y puedan estar conectados a través de estos PID que tendrán acceso wifi con equipos vanguardistas y adaptados a la época en la que vivimos”, ha resumido.

La titular de Fomento del Gobierno regional ha valorado la colaboración con la Diputación de Toledo para beneficiar a toda la provincia, así como la prioridad que se dará la zona ITI, incluidas las tres EATIMs de Talavera de la Reina. García Élez ha destacado el “trabajo conjunto” de Junta de Comunidades y Diputación de Toledo para “luchar por las desigualdades” en telecomunicaciones, por lo que ha resaltado que “es de agradecer está especial sensibilidad que otras Diputaciones no han tenido”, como es el caso de la Guadalajara, que no ha optado a la convocatoria.

El Gobierno regional va a instalar 17 nuevas antenas de 4G en la provincia de Toledo

En este constante trabajo del Gobierno regional para que los ciudadanos puedan “acceder y potenciar las nuevas tecnologías” se ha referido al despliegue de fibra óptica y 4G.

Como ejemplo, la consejera de Fomento ha recordado que al inicio de legislatura la provincia no contaba con fibra óptica desplegada en ningún polígono industrial, mientras que en tres años de este mandato ya son 42 los enclaves industriales que disponen de esta conexión, como el de Torrehierro, desde el pasado mes de abril, en el caso de Talavera. Este “crecimiento exponencial” lo ha subrayado recordando que se está desplegando ya esta cobertura también en Talavera Industrial (que engloba a los polígonos de Creta, Marifé y La Floresta).

También ha hablado del 4G en una ciudad que está siendo laboratorio de pruebas para el 5G en España. El anterior Gobierno solo llevó esta cobertura a cinco localidades en la provincia de Toledo, mientras que el Ejecutivo de Emiliano García-Page ha elevado está cifra de forma sobresaliente hasta las 315 localidades que ya están conectadas. Aun así, “en lo que queda de legislatura el Gobierno regional va a instalar otras 17 antenas de 4G en la provincia de Toledo, allí donde no llegan las operadoras y que como Gobierno consideramos que hay que llegar”, como por ejemplo a la pedanía de La Corchuela, del municipio de Oropesa.

Poner los mecanismos para que los castellano-manchegos puedan estar conectados

El objetivo de “mejorar esas comunicaciones e incrementar el porcentaje de población cubierta por fibra óptica y 4G” es la máxima de la Consejería de Fomento en esta materia, según ha recalcado García Élez, por lo que ha insistido en que “siempre que haya un problema en este ámbito, y de la mano de Administraciones como la Diputación de Toledo, vamos a poner los mecanismos para que los castellano-manchegos puedan estar conectados”.