El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha anunciado que su Departamento ha autorizado que el conjunto de mosaicos de la Villa Romana de Noheda se destape de forma permanente para proceder a su restauración, al tiempo que ha comprometido la colaboración para que una vez finalizada la actuación de recuperación se realice la musealización para que puedan ser visitados.

Felpeto hizo el anuncio durante la visita a Villa Romana de Noheda para conocer el inicio de las excavaciones arqueológicas que se van a llevar a cabo con financión de la Consejería de ayudas a la investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico, con una aportación de 11.583 euros.

“Ha llegado el momento de dar un nuevo impulso tras años de excavaciones, aquí ya hay un edificio y hay un proyecto de musealización que debe hacerse, por ello debemos y estamos comprometidos a implicarnos. Hay que ponerlo en valor y hacerlo visitable y requiere  un esfuerzo último y definitivo, que nunca será último, porque queda mucho por hacer como queda en muchos de nuestros parques arqueológicos y yacimientos”, ha señalado en declaraciones a los medios.

Tambiénn agregó que las actuaciones en Noheda hay que “enmarcarlas en algo que decimos frecuentemente, que nuestro patrimonio arqueológico tiene que ser una fuente de riquea para Castilla-La Mancha, para pueblos pequeños como este y para toda la Comunidad Autónoma”.

Durante la visita que ha compartido con los integrantes del equipo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) que dirige, Miguel Ángel Valero, responsables de este proyecto denominado ‘Delimitación espacial y caracterización morfológica y funcional del área sureste del sector residencial de la Villa Romana de Noheda’, y junto al alcalde de Villar de Domingo García, Francisco Javier Parrilla, el consejero ha podido conocer el resultado de las actuaciones arqueológicas que se vienen desarrollando desde finales de 2005 en un entorno que ha contado siempre con financiación por parte del Gobierno regional y que en 2012 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Desde ese año, los trabajos de excavación arqueológica se han centrado en la asistencia a las necesidades para la construcción del edificio que protege las salas donde se encuentran los mosaicos y durante todo este periodo desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se ha asistido técnicamente a los equipos de arquitectos, arqueólogos, restauradores e ingenieros y se ha realizado un seguimiento intensivo.

Ahora, en respuesta a la solicitud del Ayuntamiento de Villar de Domingo García, que tiene previsto proceder a la restauración de los mosaicos a través de las subvenciones del 1% Cultural que concede el Ministerio de Fomento, se ha autorizado que se destapen los mosaicos una vez que se ha finalizado el edificio que los cubre.

Una que se terminen los trabajos de restauración, y  con el objetivo de que puedan ser visitados de forma permanente, se realizará la musealización correspondiente. Esta actuación contará con la colaboración de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

41 proyectos de investigación y 495.000 euros

Asimismo, Ángel Felpeto ha recordado que en Noheda se desarrolla estos días una de los 41 proyectos de investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico que ha subvencionado el Gobierno de Castilla-La Mancha este año, una línea de subvenciones dotada de 495.000 euros, 40.000 más que el pasado.  Por provincias, el número de proyectos ha sido de seis en la provincia de Albacete, diez en la de Ciudad Real, ocho en Cuenca, ocho en Guadalajara y nueve en la provincia de Toledo.

La Villa Romana de Noheda

Las excavaciones en la Villa romana de Noheda comenzaron a finales de 2005, demostrándose rápidamente la relevancia del yacimiento, lo que motivó que a partir del año siguiente la Junta de Comunidades asumiese las responsabilidades y la financiación de la investigación.

Inicialmente, las investigaciones en la Villa, entre 2005 y 2009, se centraron en el Sector A, dejando a la luz la estructura de uso residencial, donde destaca la denominada la sala triabsidada que disfruta de unas imponentes dimensiones -de 290,64 m2-, y de pavimentos musivarios, a lo que hay que sumar una compleja articulación arquitectónica y una cuidada decoración parietal. Su morfología cuadrangular con exedras en tres de sus lados permiten adscribirla al tipo de salas de articulación trichora, frecuentes en los más lujosos conjuntos residenciales datados a partir de finales del siglo III y sobre todo en la centuria siguiente.

En las sucesivas campañas entre los años 2010 y 2013 se excavaron dos zonas, por un lado, un reducido espacio del Sector C donde se hallaron algunas estructuras pertenecientes a la ‘pars rustica’. Por otro, el denominado Sector B, donde se evidenció la presencia del ‘balneum’ que disfruta de unas dimensiones de casi 900 m2 y cuenta con esquema axial-simétrico.

En 2014, empezaron a realizar las ecavaciones en las áreas septentrional y occidental del Sector A. El objetivo era documentar el sistema de aterrazamiento artificial empleado para ejecutar la villa. Las intervenciones fueron posibles gracias a la convocatoria de subvenciones para la realización de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. También hubo ayuda en 2015 para el estudio de la secuencia estratigráfica del área residencial.

Ese mismo año, los trabajos de excavación arqueológica se centraron en la asistencia a las necesidades para la construcción del edificio cuya finalidad es proteger la sala triclinar y las anejas a ésta.