El Gobierno de Castilla-La Mancha ha agradecido hoy a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la labor que han realizado para lograr derrotar a la banda terrorista ETA, al tiempo que ha rendido un sentido homenaje a todas y cada una de las más de 800 víctimas mortales que han causado durante todos estos años.

Este agradecimiento lo ha manifestado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante el acto de la entrega de las condecoraciones con las que el Ejecutivo castellano-manchego reconoce los méritos profesionales o policiales de los miembros de la Policía Local o bien, su permanencia durante 20 o 30 años en el servicio activo.

Ruiz Molina ha recordado que este acto de entrega de distinciones se debería haber celebrado el pasado 28 de abril, que es el Día de la Policía Local de Castilla-La Mancha, pero se decidió posponerlo para que no coincidiera con el inicio del puente del 1 de mayo.

“Hemos acertado al posponerlo porque así lo hemos podido hacer coincidir con el anuncio del final de ETA, lo que nos permite reivindicar el papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” en el final de esta banda terrorista, ha remarcado Ruiz Molina.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado a continuación, en relación con este hecho, que “ETA no se ha disuelto, ya ha sido el Estado de derecho y la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado los que han conseguido derrotarla”. Por este motivo, ha subrayado, “quiero aprovechar este acto para felicitarles y darles las gracias por la labor que han desarrollado durante todos estos años”.

Ruiz Molina también ha aprovechado su intervención en este acto para rendir un sentido homenaje a todas las víctimas asesinadas por ETA, “un homenaje a cada una de las más de 800 víctimas mortales que ha causado la banda, porque nosotros, los demócratas, no hacemos distinciones entre unas víctimas y otras como hizo esta organización terrorista”, ha añadido.

“Para los demócratas todas las personas asesinadas por ETA, sean civiles, militares, de las Fuerzas Armadas o de los Cuerpos Policiales, tendrán siempre el homenaje de los españoles de bien”, ha concluido Ruiz Molina.

Tal como ha continuado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, el final de ETA “refleja que nuestro país disfruta desde hace cuatro décadas, bajo el paraguas de la Constitución española de 1978, de una sólida convivencia democrática, que ETA no ha logrado romper pese a su sangriento historial terrorista. Una convivencia democrática que goza de muy buena salud y que nos ha permitido incorporarnos al tren del progreso y la modernidad europeo”.

Por último, en relación con este asunto, Ruiz Molina ha concluido que “si hay un actor que desarrolla un papel importante en la defensa de esos valores constitucionales son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuya labor diaria permite que la libertad y la seguridad vayan de la mano en cada rincón del país”.

En concreto, en Castilla-La Mancha esa labor la desarrollan 2.057 policías locales, con presencia en 166 municipios de la región, con lo que cubren al 80 por ciento de la población castellano-manchega.

Reconocimiento a una labor cercana, profesional y comprometida

Respecto a las 98 condecoraciones que hoy ha entregado el Ejecutivo regional, Ruiz Molina ha recordado que 14 medallas reconocen los méritos por alguna actuación reseñable y las 80 restantes la permanencia en el servicio, en concreto, 34 por 30 años en el cuerpo y 50 por una permanencia en el cuerpo de 20 años.

Con estas distinciones, ha explicado Ruiz Molina, el Gobierno castellano-manchego reconoce “la labor cercana, profesional y comprometida de la Policía Local, una labor que se lleva a cabo de manera eficaz, en colaboración con el resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado, especialmente, respecto al trabajo de los policías locales en Castilla-La Mancha, el que estén “muy apegados a la realidad diaria de los municipios de la región, un hecho a destacar en una tierra tan amplia y dispersa como es Castilla-La Mancha”.

Por otra parte, Ruiz Molina se ha referido a la presencia de las mujeres en los cuerpos policiales, lo que refuerza y visualiza la lucha por la igualdad, otro elemento que es intrínseco de una sociedad democrática. En especial, ha mencionado a las 154 mujeres que ejercen su trabajo como policías locales de Castilla-La Mancha y que representan algo más del 7 por ciento de la plantilla total en la región.

Ruiz Molina ha considerado que hay “pocas” mujeres en los cuerpos de Policía Local de la región si se tiene en cuenta que la mitad de la población son mujeres. Por ello, ha manifestado su confianza en que este número crezca, ya que “hay consenso social para que la igualdad sea una realidad en todos los ámbitos de la sociedad”.

Para finalizar su intervención, Ruiz Molina ha destacado el compromiso formativo de la Policía Local, que les permite mejorar sus capacidades profesionales.

La labor formativa de los miembros de la Policía Local en Castilla-La Mancha la desarrolla la Escuela de Protección Ciudadana, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

Como ejemplo de ese compromiso formativo de la Policía Local, Ruiz Molina ha recordado que la mitad de alumnos que pasan por las aulas de la Escuela de Protección Ciudadana pertenecen a este cuerpo policial. En concreto, durante 2018 se formarán 1.600 miembros de los cuerpos policiales, en un total de 63 cursos.

La respuesta del Gobierno de Emiliano García-Page al compromiso con la formación de la Policía Local es que la misma sea “de calidad, continua y actualizada”, ya que eso permitirá que ellos puedan prestar un “buen servicio público a la ciudadanía”. Además, desde el inicio de la legislatura se ha incrementado en cerca de un 50 por ciento el número de policía locales formados.