La directora provincial de Sanidad, María del Prado Carretero, ha agradecido en nombre del Gobierno regional “la profesionalidad de todas las personas que trabajan en la Asociación Párkinson Toledo y la labor que realizan para que los pacientes afectados puedan ir recuperando su autonomía personal con la rehabilitación, además de ayudarles a convivir con su enfermedad y a mejorar su calidad de vida, sin olvidar el apoyo a familiares y cuidadores a través de distintas acciones formativas”.

María del Prado Carretero, junto con el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, han acompañado esta mañana a la presidenta de la Asociación Párkinson Toledo, María Ángeles González, en el acto organizado por esta entidad social en las instalaciones de su Centro de Rehabilitación Integral ‘CAP Toledo’ para conmemorar el Día Mundial del Párkinson, que se celebra hoy.

Actualmente en este centro, que cuenta con el apoyo del Gobierno regional, reciben atención 165 personas afectadas por el Parkinson, de distintas edades, contando su paciente más joven con 28 años.

Aunque la enfermedad del Párkinson tiene un origen genético y no sólo afecta a personas mayores, la directora provincial de Sanidad ha recalcado que “también es importante atender a otros factores que pueden motivar igualmente la aparición de la enfermedad y por ello, junto al tratamiento que se presta desde nuestros servicios sanitarios, nuestras acciones se dirigen también a fomentar hábitos de vida saludable y así minimizar la posibilidad de que esos otros factores la provoquen”.

Y junto a la prevención, “la investigación es fundamental en el tratamiento de esta patología” según ha recordado Carretero, haciendo referencia al Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Guadalajara que participa en un estudio multicéntrico  nacional e internacional para evaluar la frecuencia del Parkinson avanzado y las estrategias para tratarlo; “un estudio que está analizando cuál es el mejor tratamiento para cada caso y teniendo en cuenta las características de cada paciente”.

Asimismo, el Hospital ‘Virgen de la Salud’ de Toledo tiene instaurado “desde hace más de 10 años, terapias con bombas de infusión, subcutánea e intraduodenal, de fármacos específicos para el tratamiento farmacológico de estos pacientes y, cuando el paciente es un posible candidato a cirugía de estimulación cerebral profunda, se deriva al Complejo Universitario de Albacete”, según detallaba la directora provincial.