Con la finalización del periodo de información pública el pasado 1 de marzo, el Gobierno regional da un paso más en la tramitación del proyecto de un nuevo decreto que regule el Consejo Regional de Consumo en relación con la composición, designación de sus miembros, funciones y régimen jurídico.

El Consejo es el principal órgano de representación y consulta en materia de consumo. Su presidente es el titular de la Consejería de Sanidad y está integrado por representantes de diferentes colectivos implicados en las relaciones de consumo en la Administración Autonómica y otras entidades locales.

Este proyecto de Decreto persigue la derogación y sustitución de la normativa reguladora actual, el Decreto 343/2008, de 18 de noviembre, con el fin de actualizar la normativa regulatoria del Consejo Regional de Consumo, dado que desde el año 2008 se han producido importantes cambios en el mundo asociativo y en la estructura organizativa de la Administración regional, como es el caso de la desaparición del Instituto de Consumo de Castilla-La Mancha en el año 2010.

En este sentido y teniendo en cuenta la trascendencia de las políticas de consumo y el creciente protagonismo del movimiento en la defensa de los intereses de las personas consumidoras, se considera necesaria una representación en este Consejo de los grupos políticos con representación parlamentaria y de otros actores y grupos de interés como son los técnicos municipales de consumo, las organizaciones de comercio justo o el Centro de Estudios de Consumo de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Conscientes de la importancia de su participación y coincidiendo con la última convocatoria del Consejo Regional de Consumo celebrada hace unos días, estas entidades y colectivos tuvieron la ocasión de participar en el mismo como invitados, hasta que concluya la tramitación del proyecto de decreto que determine la composición del mismo y permita su incorporación.