El Gobierno de Castilla-La Mancha casi ha cuadruplicado esta legislatura el número de profesionales de intervención en los Programas de Familia, pasando de 63 trabajadores en el año 2015 a 224 en el 2018, especialmente, psicológicos, trabajadores sociales y educadores sociales.

El importante incremento del número de profesionales es consecuencia de la apuesta del Gobierno de Emiliano García-Page por las políticas dirigidas a las familias de Castilla-La Mancha, lo que se pone de manifiesto en el presupuesto, que se ha incrementado un 42 por ciento esta legislatura, hasta los 6,1 millones de euros, mientras que el número de beneficiarios se ha quintuplicado hasta llegar a los 20.000.

Durante esta legislatura, se han puesto en marcha nuevos programas como el #TúCuentas dirigido a menores que pueden sufrir acoso y ciberacoso escolar, basado en la detección precoz, la intervención inmediata y la sensibilización.
También se han puesto en marcha las Aulas de Familia, un espacio de reflexión, comunicación, intercambio y participación que ayuda a fortalecer capacidades, habilidades y competencias familiares; proporciona a los progenitores mecanismos de apoyo en la crianza y educación en las diferentes etapas del desarrollo de sus hijos e hijas; ayuda a gestionar el estrés parental y familiar, y facilita la detección del conflicto.

Otros programas de familia abordan la Violencia Familiar, el Abuso Sexual, la Mediación e Intervención Familiar, los Puntos de Encuentro Familiar, el Servicio Regional de Postadopción y la Autonomía Personal.

El Programa de Prevención e Intervención en Violencia Familiar -violencia intrafamiliar o violencia ascendente o filioparental- tiene como finalidad la atención especializada a aquellas familias en las que se dan situaciones de violencia, explícita o implícita, así como la prevención en aquellas familias que puedan encontrarse en situación de riesgo.

Por su parte, el Programa de Prevención e Intervención en Abuso Sexual Infantil presta atención integral y especializada tanto a niños y niñas que han sido víctimas de este tipo de maltrato, como a los agresores menores de edad, así como a las familias de ambos; mientras que la Mediación e Intervención Familiar se dirige a familias que por distintos motivos se encuentran en situación de crisis.

Los Puntos de Encuentro Familiar, como recurso social especializado, persiguen la consecución de diferentes objetivos, entre ellos, facilitar el régimen de visitas en un lugar físico neutral, garantizar el derecho fundamental de los hijos e hijas a relacionarse con ambos progenitores y con su familia extensa, apoyar a los padres y madres para que puedan tener una relación normalizada, independientemente de su ruptura como pareja o prevenir situaciones de violencia relacionadas con el cumplimiento del régimen de visitas.

También el Servicio Regional de Apoyo a la postadopción es un servicio especializado de apoyo, orientación, asesoramiento e intervención para todas las familias adoptivas y en proceso de guarda con fines de adopción. Tiene como objetivo ofrecer a las familias y personas adoptadas apoyo especializado ante situaciones problemáticas que pudieran poner en riesgo la convivencia familiar.

Además, el Programa de Autonomía Personal está dirigido a los jóvenes de 16 a 24 años que estén actualmente o hayan estado bajo una medida de protección administrativa (guarda o tutela) y/o una medida judicial debido a su situación de riesgo, desamparo o conflicto social y que siguen solicitando apoyo personal, formativo o económico.

En total, trabajan en los programas de Familia del Gobierno de Castilla-La Mancha 104 psicólogos frente a los 35 de 2015; 104 trabajadores sociales y educadores frente a los 19 de principios de legislatura; once abogados frente a nueve; un sociólogo, y cuatro laborales.