El procedimiento oficial para la elaboración del presupuesto 2020 se iniciará “de forma inminente” por el Gobierno de Castilla-La Mancha. Será con la publicación de la Orden con las instrucciones para la elaboración de las cuentas, y con ello, que estén registradas el 1 de octubre en las Cortes Regionales. El tema del presupuesto ha sido el primer asunto que abordó el Consejo de Gobierno tras su configuración y de lo que informado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández.

Ha querido hacer énfasis, la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional que se cumplirá con los objetivos básicos que marcó el presidente Emiliano García-Page en su discurso de investidura, como son la cohesión social, la competitividad, la generación de confianza empresarial y creación de empleo y la sostenibilidad. Además, se ha referido Fernández a que el criterio del Gobierno regional es “que los presupuestos sean justos, apuesten por los servicios públicos, apuesten por el empleo, impulsen la actividad económica, pero cumplen con la Ley de Estabilidad Presupuestaria”. Además, ha señalado que “Castilla-La Mancha es una región que genera confianza y queremos seguir construyendo y reconstruyendo esta tierra al mismo tiempo que afrontamos un cambio de modelo productivo” que tiendan a la modernización de la región.

Ha destacado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, en que la elaboración del Presupuesto para 2020 se realizará de acuerdo “con criterios de prudencia” debido a la ausencia de ingresos para dicho ejercicio y de las entregas a cuentas al haber un Gobierno en funciones en España”. Y que pese a la incertidumbre política en el ámbito nacional, “en Castilla-La Mancha tenemos estabilidad y vamos a hacer nuestra tarea”. También ha tendido la mano Fernández desde el minuto uno a los grupos de oposición, Partido Popular y Ciudadanos- para que ellos también se sumen al trabajo de Gobierno de esta legislatura para así avanzar en el objetivo común de mejorar la región desde el punto de vista social y económico y el mejor modo de hacerlo, a su juicio, es sumándose a la construcción de estos presupuestos cuando entren en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Cuestionada al respecto de la estrategia contra la despoblación, Fernández se ha referido a que en la pasada legislatura se incluyeron ya una serie de medidas muy concretas con partidas en los presupuestos y también con la estrategia ITI para favorecer a determinados territorios que requieren de más ayuda. En ese sentido, la consejera ha advertido que “el despoblamiento es un asunto que preocupa a todos los grupos políticos con representación en las Cortes, pero es indudable que si hablamos en serio, tenemos que hablar de un pacto de Estado” que tiene que incluir a todas las comunidades autónomas de forma solidaria para captar fondos europeos, marcar líneas estratégicas comunes y hablar de financiación autonómica para garantizar los servicios públicos en el ámbito rural.

En lo que concierne a materia de igualdad, la portavoz confirmó que el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha mantendrá la misma estructura organizativa dentro de la nueva Consejería de Igualdad que dirige la propia Fernández, ya que considera “se puede hacer mucha pedagogía desde el Gobierno regional en asuntos como la corresponsabilidad familiar y conciliación laboral”. Además en forma particular, ha querido externar su preocupación por la situación en que viven las mujeres del ámbito rural, y ha recordado que existe un borrador de ley del Estatuto de la Mujer Rural que se retomará muy pronto” para culminar la hoja de ruta bien definida que dejó la ex directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez.