El Gobierno regional ha culminado la rehabilitación del Puente Árabe de Guadalajara, tras los trabajos llevados a cabo que han permitido mejorar el aspecto de este emblemático monumento de la capital guadalajareña mejorando con ello su seguridad y garantizando su estructura.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado la remodelación de este puente, cuyo proyecto ha seguido aquel que presentó en su día la anterior consejera, Elena de la Cruz, a instancias del propio jefe del Ejecutivo autonómico.

En el acto de inauguración, García-Page ha estado acompañado del consejero de Fomento, Nacho Hernando; del alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo; del subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales; del viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán; del presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega; del director general de Carreteras y Transporte, David Merino; del delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles y del teniente de alcalde de Guadalajara, Rafael Pérez Borda; así como de miembros de la Corporación local, entre otros.

La inversión que ha realizado el Ejecutivo autonómico en las obras de rehabilitación del puente ha sido de más 460.000 euros y el plazo de ejecución ha sido de ocho meses finalizando éstas dentro del plazo contractual establecido.

En este sentido, el consejero de Fomento ha asegurado que esta actuación “nos permite dar respuesta y abordar distintos frentes, en este caso, la creación y el mantenimiento de empleo, la seguridad vial, la apuesta por la cultura y el patrimonio de la ciudad o la seguridad vial” y ha añadido que ésta es “una actuación global e integral que permite dar muchas respuestas y es una forma al menos en la parte más personal de homenajear a quien en su momento inició este proyecto y que fue Elena de la Cruz”.

Asimismo, Hernando ha asegurado que la inauguración del Puente Árabe de Guadalajara tiene una simbología importante y en este sentido, ha remarcado que “lo que queremos hacer es  tender puentes con el Ayuntamiento de Guadalajara y las instituciones de la provincia, porque creemos en ese efecto multiplicador que tiene la lealtad y la colaboración institucional”. En este sentido, ha enfatizado en el hecho de que “lo que en realidad estamos inaugurando es una nueva etapa de entendimiento, de trabajo y de apuesta por Guadalajara, por su provincia y por Castilla-La Mancha”.

Obras de remodelación del Puente Árabe de Guadalajara

Las obras de restauración del Puente Árabe de Guadalajara han consistido básicamente en la reconstrucción de las costillas y la construcción de algunas nuevas para aquellas que se encontraban excesivamente deterioradas; el tratamiento de las caras del puente; la pavimentación de la calzada que ha permitido mejorar la circulación y la seguridad vial; la mejora de las aceras a ambos lados del puente, una de las cuales llevaba cerrada al tránsito de peatones desde hacía años; el arreglo de la barandilla que se encontraba muy deteriorada; y la reposición de tres farolas para la iluminación del puente.

Todos los trabajos se han realizado en las mejores condiciones de seguridad para trabajadores y usuarios, sin afectar a las condiciones medioambientales del río.

Los orígenes del puente como tal, se remontan a los años de transición del siglo X al XI, en la época árabe califal, concretamente en la época de Abderramán III y ha sufrido varias e importantes remodelaciones a lo largo de la historia, llegando a constituir el paso fundamental para las comunicaciones de Madrid con Aragón y Cataluña, así como con Francia y siendo el único puente existente en el Henares durante el reinado de Carlos III.

El puente fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1931 y su construcción está protegida con la categoría de Bien de Interés cultural.