La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha destacado hoy la figura de los abuelos como soporte de la estructura familiar y, en concreto, ha alabado su papel en el cuidado de los nietos y nietas, así como en el apoyo que aportan a los hijos.

Sánchez se pronunció así con motivo de la celebración del ‘Día de los Abuelos’ el pasado 26 de julio. Esta esuna fecha impulsada por la Fundación Mensajeros de La Paz que reivindica el papel de los abuelos y abuelas en la sociedad en su conjunto.

La consejera ensalzó la tarea de los abuelos en las familias, el aporte en educación y cuidado de los nietos, y las consecuencias de la reciente crisis económica que los convirtió en un alivio económico para los hijos en numerosas unidades familiares.

En este sentido, ha resaltado su papel en materia de conciliación de la vida familiar y laboral de las parejas y, con ello, su actividad en la crianza de los nietos, cuando ejercen también como transmisores de la historia de la familia, les cuentan sus vivencias y les trasladan sus experiencias.

Apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha

Buscando compensar su esfuerzo y mejorar la calidad de vida, el Gobierno de Castilla-La Mancha impulsa distintos programas que tienen como objetivo adaptar las necesidades y gustos del colectivo de abuelos, cada día más activos en la sociedad.

En este sentido, ha recalcado el compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page con las personas mayores y, en particular, ha manifestado su apuesta por el envejecimiento activo para prevenir la dependencia y garantizar sus derechos y calidad asistencia.

Asimismo, ha expuesto que, fruto del trabajo con las entidades representativas de los mayores, se ha impulsado esta legislatura el Marco de Envejecimiento Activo y se han recuperado diversos programas recortados en la legislatura anterior, entre ellos, el Termalismo Social del que se beneficiarán en 2018 alrededor de 5.000 personas mayores.

También ha hecho alusión a otras actividades muy demandadas como las Rutas Senderistas, en las que se prevé que participen a lo largo de este ejercicio 3.500 mayores, y a los talleres de formación en Nuevas Tecnologías.

La consejera de Bienestar Social apuntó a la importancia de la Red de Centros de Mayores de Castilla-La Mancha, que consta de 53 recursos con 109.000 socios. De ellos, alrededor de 8.300 se inscribieron en los últimos 12 meses y 24.000 a partir de 2014.

Y se ha referido a proyectos de futuro como la puesta en marcha a finales de 2018 del Trasporte Social que supondrá que el Gobierno regional subvencione la mitad del coste del viaje de autobús de las personas mayores y al diseño de un proyecto piloto de Turismo Social para que disfruten de unas vacaciones merecidas y subvencionadas por el Gobierno regional.

Todo ello, ha concluido Sánchez, porque Castilla-La Mancha es una tierra agradecida con sus mayores, a los que quiere recompensar su generosidad y a quienes ha trasladado su felicitación en la celebración del Día de los Abuelos.