Expertos en el manejo de dispositivos vasculares centrales utilizados para administrar tratamientos de quimioterapia, están impartiendo sesiones y cursos para actualizar conocimientos en el manejo de estos dispositivos a médicos y enfermeros de Atención Primaria de la Gerencia de Atención Integrada de Villarrobledo.

Ambas actividades docentes pretenden mejorar y humanizar la atención que reciben los pacientes oncohematológicos en los centros de salud del área sanitaria, de manera que cuando finalice este proceso formativo se ampliará el número de procedimientos que se realizan con estos dispositivos en el ámbito de Atención Primaria evitando, en muchos casos, desplazamientos innecesarios de estos pacientes al Hospital General de Villarrobledo.

Los implantes de estos mecanismos se realizan a nivel subcutáneo. Tienen un borde de acero y una membrana interna de silicona, conectada a un catéter flexible cuyo extremo más alejado llega a la unión de la vena cava superior y la aurícula derecha. Gracias a ellos, se administran fármacos, tratamientos y soluciones por vía intravenosa, además de suponer un acceso para la toma de muestras sanguíneas, entre otras actuaciones.

Según Carmen María Mendieta y Enrique Ortega, enfermeros del Hospital de Día de Villarrobledo y ponentes en estas actividades formativas, “resulta fundamental que los profesionales de Enfermería actualicen conocimientos sobre el funcionamiento de estos dispositivos con el fin de evitar las complicaciones asociadas”.

Y es que hay que recordar que aunque esta iniciativa está dirigida a enfermeros de los citados centros de salud, en las sesiones también están participando médicos de familia. La organización la realiza Atención Primaria, en coordinación con la dirección de Enfermería.

Reforzar e impulsar este tipo de actuaciones en Atención Primaria permite, además de añadir mayor comodidad y confort a pacientes y familiares, garantizar la continuidad de la atención sanitaria.

Evitar desplazamientos innecesarios

El Centro de Salud de San Clemente ha sido el primero en recibir formación sobre el manejo de dispositivos vasculares centrales. Le seguirán los centros de salud de Villarrobledo, Las Pedroñeras, El Bonillo, Ossa de Montiel, Munera y Sisante.

Para Juan Marcos Fernández, responsable de Investigación Formación y Docencia del Área Integrada de Villarrobledo, lo que se pretende, además de mejorar la atención sanitaria, es “evitar que pacientes oncohematológicos tengan que desplazarse al Hospital de Villarrobledo para hacerse, por ejemplo, una analítica o un sellado”.

“El enfermo oncológico es un paciente que necesita una serie de cuidados y atenciones especiales. Que muchas de estas necesidades se cubran desde Atención Primaria obedece a ese empeño por humanizar la asistencia sanitaria”, recalca Juan Marcos Fernández.