El descubrimiento de la insulina en 1921 supuso un antes y un después en las personas con diabetes de todo el mundo y, cien años después de su descubrimiento por parte de los investigadores canadienses Frederick Banting y Charles Best, se continúa poniendo de manifiesto el impacto de la investigación en la mejora de la calidad de la calidad de vida de las cerca de 425 millones de personas que conviven con esta patología alrededor del planeta.

Bajo este contexto, la Federación Española de Diabetes (FEDE) conmemora el centenario de este hito con la campaña ‘100 Años de Insulina’, mediante la cual se celebrará este descubrimiento a través de un amplio programa de eventos durante todo el 2021 y a la cual se sumarán sociedades científicas y entidades como la Sociedad Española de Diabetes (SED), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC), la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (FSED), el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Abbott, Novo Nordisk y LifeScan.

A pesar de que los primeros diagnósticos de la diabetes datan de hace más de 2.000 años, se desconocía a qué se debían los síntomas comunes como la micción excesiva, el hambre o la sed, debido a los obstáculos en los medios de investigación que impedían conocer con exactitud cuál era el origen de todos ellos, aunque algunos profesionales comenzaron a comprobar que la dieta y la actividad física ayudaban a contrarrestar algunos de los efectos de la patología, desconocida en aquella época.

Sin embargo, no fue hasta 1921, cuando Banting y Best consiguieron aislar insulina de páncreas de animales para tratar a un perro con diabetes, reduciendo en dos horas sus niveles de azúcar en sangre.

La historia de la insulina es también, como la de muchas otras investigaciones y descubrimientos de nuestros tratamientos, la de las personas dedicadas a la ciencia que aportaron, y aportan en el presente, sus conocimientos para mejorar la vida de millones de personas con diabetes y que, sin ellas, muchos pacientes se verían afectados. Es por ello que la celebración de esta efeméride pone de manifiesto que, sin el descubrimiento de la insulina como tratamiento para la diabetes, el día a día actual de los pacientes sería muy distinto.

Juan Francisco Perán, presidente de FEDE, ha puesto en valor la apuesta por la inversión en investigación y ciencia, puesto que gracias a los avances que se hacen en estos campos, “las personas con diabetes ven mejorada su calidad de vida día tras día gracias. De hecho, cada nueva investigación trae consigo nuevos tratamientos y nuevas tecnologías que facilitan la gestión de la patología. Y aunque uno de los principales objetivos sea conseguir una cura para la diabetes, hasta que eso llegue, la ciencia contribuye a la calidad de vida de los pacientes, y desde FEDE, trabajamos para que el colectivo pueda tener acceso real a todo aquel avance haya demostrado la mejora en su día a día”.

Un centenario lleno de descubrimientos

El hallazgo de la insulina por parte de Banting y Best en 1921 supuso toda una revolución que se extendió dos años después por Europa y Estados Unidos gracias a la producción en masa de dos laboratorios, y los avances en la mejora de este tratamiento revolucionario para la diabetes continuaron a lo largo de las siguientes décadas.

En 1936, en Dinamarca, Hagedorn, Jensen y Kraup, lograron que su acción fuera más prolongada y en 1965, Zahn y Meienhofer sintetizan por primera vez insulina de origen humano. Un año después, en 1966, se realiza el primer trasplante simultáneo de páncreas y riñón, gracias al trabajo de Kelly y Lillehei, y en 1970 se utiliza por primera vez la infusión continua subcutánea, por John Pickup en Londres.

Tras la insulina, las tiras reactivas para medir la glucosa en sangre aparecen en 1976, y el primer dispositivo para observar los resultados y monitorizarlos en 1978De los años 80 en adelante, las investigaciones no se han detenido y se han logrado grandes innovaciones, tanto en el campo farmacológico como en el de las tecnologías sanitarias.

El gran valor de la investigación para la sociedad en general y las personas con diabetes en general serán el eje central de la conmemoración que FEDE llevará a cabo, durante todo el 2021, en el marco de la efeméride del descubrimiento de la insulina hace un siglo. En este sentido, a lo largo de los próximos meses, desde las federaciones y las asociaciones de diabetes se trabajará para visibilizar la innovación y la investigación en diabetes.