equipo de farmacia hospitalaria de ciudad real
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde el inicio de la pandemia, el Servicio de Farmacia Hospitalaria de la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha realizado atención farmacéutica no presencial. Y también ha dispensado más de 5.000 medicamentos directamente en el domicilio del paciente.

Farmacia Hospitalaria ha realizado atención farmacéutica no presencial

equipo de farmacia hospitalaria de ciudad real
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

De esta manera, ha evitado los desplazamientos al hospital y garantizado el suministro de los medicamentos hasta el lugar del destino. Así como también, el seguimiento farmacoterapéutico.

Y esto ha sido posible, gracias al dispositivo puesto en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha a través de la Dirección General de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria, de la Consejería de Sanidad. Y mediante el cual se ha establecido una red de colaboración del Cuerpo de Agentes Medioambientales, de la empresa de Gestión Ambiental (GEACAM), con el servicio de Farmacia del Hospital General Universitario de Ciudad Real.

Más de 4.000 pacientes han sido beneficiados

Marta Rodríguez, Jefe de Servicio de Farmacia Hospitalaria en Ciudad Real, ha expresado que se trata de una “experiencia con excelentes resultados que ha beneficiado a los más de 4.000 pacientes que tenemos en consultas externas que requieren medicación de dispensación hospitalaria para patologías crónicas y que no podían dejar de administrarse”.

La declaración del estado de alarma con motivo de la pandemia “nos ha forzado a buscar nuevas formas de trabajo para garantizar que la medicación llegara al paciente y además en condiciones óptimas”, añade. La labor de los profesionales de GEACAM “ha sido imprescindible y la han realizado con gran profesionalidad y compromiso, ya que han distribuido productos farmacéuticos que requieren unas condiciones de transporte y conservación determinadas”.

Se contactó con pacientes para concretar lugar de entrega

No obstante, explica la jefa del servicio, los primeros momentos del estado de alarma “el equipo humano de la consulta externa de Farmacia fue capaz de establecer en tiempo récord un nuevo circuito de trabajo de enorme complejidad, tanto de consulta telefónica como de gestión de datos ingente, en la que tuvimos que contactar con todos los pacientes para concretar lugar de entrega de la medicación y autorización de consentimientos, ya que había que garantizar en todo momento la confidencialidad”, subraya Marta Rodríguez.

Sin la profesionalidad de Alfonso Agudo, responsable técnico de GEACAM en la provincia de Ciudad Real, y todos los agentes medioambientales colaboradores no hubiéramos podido optimizar las rutas de entrega y abordar la actividad, incide la jefa de Farmacia.

Procedimiento de dispensación farmacéutica en el domicilio

Todo este dispositivo se sustenta en la Resolución dictada el pasado 3 de abril por el Gobierno regional para la entrega de medicación hospitalaria a pacientes no hospitalizados con motivo de la emergencia sanitaria derivada del coronavirus.

Con base en esta resolución se define el procedimiento de entrega domiciliaria de forma que los Servicios de Farmacia Hospitalaria del SESCAM son los encargados de seleccionar los posibles beneficiarios de esta medida. Así como obtener su consentimiento, telefónico o telemático, previo a la entrega en su domicilio; preparar los medicamentos y supervisar las condiciones de embalaje, etiquetado y transporte de los mismos para asegurar su trazabilidad. Y facilitar su entrega a los profesionales que están colaborando en la distribución.

Agentes colaboradores de GEACAM participan

Posteriormente, los agentes colaboradores de GEACAM, seis en total para la provincia de Ciudad Real, reciben con antelación el listado de entrega con el fin de que puedan organizar las diferentes rutas y realizar el reparto de medicación al domicilio de las personas que lo necesitan.

Los paquetes van perfectamente identificados con la fecha de la preparación y entrega, el nombre y apellidos del paciente, así como la dirección exacta en la que se debe realizar y la identificación del Servicio de Farmacia Hospitalaria que ha preparado el envío. La relación de medicamentos entregados se incluye dentro del paquete, para que el paciente compruebe su tratamiento y proteger su confidencialidad.