El Colegio de Terapeutas Ocupacionales de Castilla-La Mancha (COFTO-CLM) informó a través de una nota de prensa del contenido del fallo de la sentencia a la que tuvo acceso, y que reconoce la plena legalidad del nombramiento de un terapeuta ocupacional como supervisor de Área de Rehabilitación, Formación, Docencia e Investigación y Recursos Materiales de la Dirección de Enfermería del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, nombramiento producido en marzo de 2017.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ratificó la capacidad de los profesionales de terapia ocupacional para ocupar puestos de supervisión de Enfermería en el SESCAM 1

El proceso judicial quedó ahora resuelto y los hechos se remontan a ese mismo año, 2017, cuando en el mes de julio el Colegio Oficial de Enfermería de Toledo presento un recurso contencioso-administrativo ante los juzgados de Toledo solicitando la anulación del nombramiento, alegando carencia de competencia profesional en las materias asignadas al puesto de supervisor de Área en la Dirección de Enfermería, por parte del profesional de terapia ocupacional que había sido nombrado para dicho cargo en el Hospital Nacional de Parapléjicos. Dicho recurso fue estimado, según consta en la sentencia de abril de 2018.

En ese momento, el Colegio Oficial de Terapeutas Ocupacionales de Castilla-La Mancha apoyó el recursos de la citada sentencia estimatoria presentado por el SESCAM, defendiendo la capacidad de los terapeutas ocupaciones para ocupar puestos de supervisión de los servicios de salud.

El proceso judicial cierra con el fallo de esta reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, sosteniendo que los puestos de supervisor de Área Funcional en el SESCAM no son exclusivos de los titulados en Enfermería y pueden ser ocupados por todo el personal del Servicio de Salud que ostente una categoría de Diplomado/A2 entre los que se encuentran las y los terapeutas ocupacionales.

Por esta razón, el COFTO-CLM muestra su satisfacción por el contenido de la sentencia que viene a refrendar la competencia funcional de las y los terapeutas ocupacionales como profesionales sanitarios en el ámbito gestor, al mismo nivel que el resto de los profesionales del Servicio Regional de Salud.