Toledo, 2 de junio de 2017.- El Tercer Plan de Formación Profesional de Castilla-La Mancha será una realidad el próximo otoño gracias a la negociación “a destajo” que el Gobierno regional está llevando a cabo con sindicatos, empresarios, universidades y empresas modélicas. Un Plan que mejorará el ya existente y que contará con una pauta muy diferente de integración.

El presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, lo ha adelantado así durante la entrega de los Premios Extraordinarios de Formación Profesional, un acto celebrado este viernes en el Museo Taller del Moro de la capital regional, en el que ha estado acompañado por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto. “Hoy ya contamos con titulaciones de Formación Profesional que tienen un grado de integración laboral del cien por cien”, ha asegurado, y ha puesto como ejemplo el área aeronáutica, con una integración inmediata, la informática, con un grado del setenta por ciento, o la hostelería, donde se supera el noventa por ciento de integración.

“Muchas cosas pueden funcionar bien, pero hay que seguir apostando para que este avance que ya estamos experimentando en la FP sea irreversible”, ha indicado García-Page antes de relatar cómo ha ido evolucionando este tipo de formación en España, pasando de tener “mala prensa” a ser valorada y reconocida por todo el sistema educativo. Así, ha augurado que si apostamos en conjunto por la Educación “de una manera decidida y clara”, y lo hacemos particularmente por la Formación Profesional, “nos irá muy bien”.

El presidente regional ha puesto el acento asimismo en la necesidad de universalizar el sistema educativo, haciéndolo “total y absolutamente accesible”, y ha añadido que sería muy efectivo extenderlo hasta los sistemas superiores y la universidad.

También te puede interesar:  El Gobierno regional realizará en 2018 una Oferta Pública de Empleo de personal docente de 1.013 plazas y otra superior a 1.000 en 2019

Una ubicación excepcional para unos premios que también lo son

Por otro lado, García-Page ha reconocido su deseo de que estos premios fueran entregados en un sitio excepcional, motivo por el cual se decidió el Museo Taller del Moro como emplazamiento. “Esta es la primera vez en muchísimos años que se puede contemplar esta joya del mudéjar civil, probablemente la más representativa en España de este estilo”, que será abierta al público en próximas fechas y se convertirá en un centro de interpretación del mudéjar, ha recordado.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha incidido en que el respeto por el patrimonio y el medio ambiente “es una seña de identidad de una sociedad que tiene mucho futuro por delante”. Por eso, ha mostrado su sorpresa y decepción por la decisión que acaba de tomar el presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar a EEUU del Acuerdo de París contra el cambio climático.

“Me resulta lamentable que estén ahondando en la estrategia de pan para hoy y hambre para mañana” y resulta incomprensible “no tener solidaridad con las generaciones venideras, es algo terrorífico”. García-Page ha recordado que Estados Unidos es el segundo país que más contamina el planeta “y por no querer pagar ellos esa factura, vamos terminar pagándola entre todos”.

Premiar a los mejores de entre los buenos

En total se han hecho entrega de 20 galardones correspondientes a 17 familias profesionales para premiar “a la mejor gente de la FP”, ha valorado García-Page, antes de recordar a todos los premiados que tienen “una responsabilidad en la sociedad mayor que el resto”.

También te puede interesar:  El atractivo museístico de Castilla-La Mancha se convierte en uno de los grandes reclamos turísticos de la región

Por su parte, el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha destacado que estos premios son “un reconocimiento al esfuerzo de cada uno de los reconocidos, de los centros y de los profesores”, así como al conjunto de la sociedad, las familias y las empresas que han “colaborado en vuestra formación”.

Además, ha subrayado que el Ejecutivo autonómico “poco a poco” va desarrollando un modelo en relación directa con el empleo, “abriendo camino a nuevas familias profesionales” y sabiendo, en todo momento, “que el ritmo de cambio a veces es más vertiginoso que las respuestas que podemos dar”.

Ángel Felpeto también ha comprometido la intención del Gobierno de Castilla-La Mancha de mejorar el modelo de admisión de Formación Profesional, “para que sea más ágil y eliminar las esperas a la hora de acceder, sabiendo que en algunos ciclos de formación la demanda es superior a la oferta”.

Los premios extraordinarios de Formación Profesional correspondientes al curso 2015 / 2016 han recaído en Lucía Rodríguez Martínez, Rosa María Roger Alarcón, Alicia Casas Jiménez, Víctor Carretero Medina, Agustín Villodre Carrilero, Anabel Serrano Arcos, Borja Sierra Montero, José Manuel Cubo Villarraso, Eduardo Lázaro Peón Castillo, Verónica Montero Fernández, María del Carmen Santos-Orejón Díaz-Malaguilla, Verónica Ávila Brande, Sergio González Olmo, Miguel Ángel García Saiz, Juan Sebastián Calvache Conde, Rocío Castrillo Ramos, Laura González Gómez, Esther Luque Martínez, Inmaculada Fernández Dorado y Eloy Carretero Serna.