Toledo, 20 de julio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha registrado en las Cortes regionales el proyecto de Ley de Presupuestos Generales para 2017, que se incrementa un 6,2 por ciento respecto al de 2016, hasta los 8.941 millones de euros, y está diseñado para consolidar el Estado del bienestar, aprovechar el crecimiento de la economía y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.
 
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en las Cortes regionales, en la que ha informado sobre el nuevo proyecto de Ley, que se espera que tras su tramitación parlamentaria sea aprobado el 31 de agosto.
 
Respecto al primer proyecto de Ley de Presupuestos para 2017, presentado el pasado mes de enero, Ruiz Molina ha explicado que es muy similar cuantitativamente, aunque ligeramente superior, ya que la cifra total se incrementa en 21,2 millones de euros.
 
Esta modificación obedece a la mayor información en materia de ingresos, tanto propios como finalistas, que actualmente tiene el Gobierno regional, así como a un mejor conocimiento del comportamiento de determinadas figuras tributarias.
 
Ruiz Molina ha subrayado que el nuevo proyecto de Ley de Presupuestos para 2017 incluye una treintena de las enmiendas que se presentaron tanto por el PP como por Podemos y PSOE en la tramitación del anterior proyecto presupuestario, que en importe ascienden a 39 millones de euros y que reflejan el afán de consenso del Gobierno regional para aprobar los presupuestos.
 
Este nuevo proyecto de Ley de Presupuestos se ha diseñado para cumplir con el objetivo de déficit del 0,6 por ciento del PIB regional, con el objetivo de deuda y también con la regla de gasto, tal como ya se hizo por primera vez en el pasado ejercicio, el primero completo del Gobierno de Emiliano García-Page.
 
Un total de 5.020 millones para gasto social
 
El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que el proyecto de Ley registrado hoy consolida el gasto social para redistribuir la riqueza que se genera entre aquellos que más lo necesitan. Así, el gasto social asciende al 70 por ciento del gasto no financiero, en concreto, 5.020 millones de euros. Esta cifra supone disponer de 205,8 millones más que en el ejercicio 2016 para gasto social, lo que significa un incremento del 4,3 por ciento.
 
Además, también se le ha dado un impulso al gasto social respecto al presupuesto inicialmente presentado en 2017, lo que permite que el Ejecutivo de García-Page destine diariamente al Estado del bienestar 13,7 millones de euros.
 
En definitiva, ha continuado Ruiz Molina, en dos años se ha incrementado el gasto social en 520 millones de euros, es decir, un 11,6 por ciento.
 
El nuevo proyecto de presupuesto para 2017 contempla también el Plan Integral de Garantías Ciudadanas, por importe de 119,2 millones de euros, y mantiene el importante esfuerzo en infraestructuras de carácter social, a las que se destinan 88 millones de euros, que supone un incremento del 35 por ciento respecto a 2016, para dotar de las infraestructuras necesarias a los servicios públicos fundamentales y generar al mismo tiempo empleo.
 
Además de infraestructuras, los servicios públicos se dotan de calidad a través de los derechos de los empleados públicos, que son los que se encargan de prestarlos y, así, el presupuesto contempla la recuperación del 1,5 por ciento de la ‘tasa Cospedal’, que se espera abonar tan pronto se aprueben los presupuestos.
 
En relación con los empleados públicos, Ruiz Molina ha señalado que este mes de julio se les va a pagar los atrasos desde el mes de enero, correspondientes al incremento del 1 por ciento de las retribuciones que se ha aprobado en los Presupuestos Generales del Estado.
 
Por otra parte, los presupuestos permitirán la aprobación de nuevas ofertas públicas de empleo, que, además, gracias a la propuesta del presidente García-Page en la Conferencia de Presidentes, podrán ascender hasta los 8.400 puestos de trabajo, solamente en educación y sanidad, en los próximos años.
 
Este presupuesto también contempla el incremento del personal sanitario y de educación.
 
A continuación Ruiz Molina se ha referido a las políticas de desarrollo económico para incentivar la generación de riqueza y empleo, indicando que a las mismas se destinarán 2.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,2 por ciento respecto a 2016 y un gasto diario de 5,5 millones de euros.
 
Novedades del proyecto de Ley de Presupuestos regionales para 2017
 
Por lo tanto, ha explicado Ruiz Molina, se ha mantenido el presupuesto que inicialmente se presentó en el mes de enero, pero con unas modificaciones de carácter técnico y otros productos de la negociación, que ascienden a 59 millones de euros, una cantidad que tiene importancia desde el punto de vista cualitativo.
 
Las novedades de este nuevo proyecto de Ley de Presupuestos regionales para 2017 suponen en el área de agricultura y medioambiente el incremento en 18 millones de las partidas de agricultura ecológica, una nueva partida de 6,3 millones para las compensaciones a los agricultores con explotaciones dentro de zonas ZEPA, la dotación de 2,5 millones de euros en una partida específica para el sellado del amianto en Toledo, unas nuevas dotaciones de hasta 810.000 euros del Fondo Verde para actuaciones de protección de la naturaleza y fauna en la Red de Áreas Protegidas, y la dotación con 110.000 euros de la partida para medidas de educación ambiental.
 
En el ámbito de educación, el presupuesto incluye como novedades la contratación de los docentes interinos desde el 1 de septiembre hasta el 31 de agosto desde el próximo curso 2017-2018, curso en el que también se acometerá una reducción de las horas lectivas en Educación Secundaria y Bachillerato.
 
Para cultura se destinará una nueva partida de 60.000 euros al Parque Arqueológico de Carranque, una dotación de 90.000 euros para el Conservatorio de Música de Mota del Cuervo y una nueva partida de 300.000 euros para el inicio de los trabajos de cesión a Toledo y Cuenca de parte de la colección de arte moderno y contemporáneo del marchante Roberto Polo.
 
En el área de la economía y el empleo, ha continuado Ruiz Molina, una nueva partida de dos millones se destinará a la recuperación económica de ciudades en declive, como Talavera de la Reina, y otra también nueva de tres millones para zonas con problemas de despoblamiento.
 
Por último, en servicios sociales, se acometerá un plan de choque para incrementar el personal que se dedica a la tramitación de los expedientes en materia de Dependencia; se crea una nueva partida de nueve millones de euros, que se financiará con fondos finalistas procedentes del 0,7 por ciento de la declaración de la Renta, para proyectos que cumplan la normativa en la materia; se incrementarán hasta los 2,8 millones las ayudas de Cooperación al Desarrollo y se incorpora una nueva partida de 75.000 euros para la evaluación del Plan Integral de Garantías Ciudadanas.
 
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que el nuevo proyecto de Ley de Presupuestos regionales se trata exactamente del mismo texto legal que se presentó  a principios de año, por lo que no necesita informe del Consejo Consultivo, porque ya el Gobierno regional dispone de un informe del propio Consejo Consultivo que así lo dice.
 
Un proyecto de Ley, ha explicado Ruiz Molina, que no incluye ninguna modificación tributaria y que permite consolidar los avances conseguidos en materia económica y social en estos dos años de legislatura y también dar respuesta a la demanda de entendimiento y estabilidad que ha hecho la ciudadanía castellano-manchega.
 
Ruiz Molina ha finalizado su intervención señalando que el nuevo proyecto de Ley permitirá a Castilla-La Mancha beneficiarse de los vientos positivos de la economía, que se traducen en mayores ingresos, que a su vez permiten financiar mejor el Estado del bienestar y cumplir con los objetivos fundamentales del Gobierno, que no son otros que mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
 

También te puede interesar:  El Gobierno de regional sostiene que el mantenimiento de las tradiciones en los municipios contribuye a la fijación de la población