Albacete, 20 de julio de 2017.- Las obras para instalar un colector de aguas fluviales en la localidad de Pozohondo y evitar inundaciones en el centro de este término municipal es uno de los proyectos que estudia el Gobierno de Castilla-La Mancha para su adaptación a las Inversiones Territoriales Integradas (ITI).
 
Así lo ha trasladado el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos durante la reunión que ha mantenido hoy en la Casa Perona con el alcalde de Pozohondo, Víctor Martínez en la que también han analizado el servicio de consulta médica que finalmente se prestará en los meses de verano en la pedanía de Nava de Arriba, con unos 110 habitantes.
 
Ruiz Santos ha explicado que el propio alcalde de Pozohondo y la Dirección provincial de Sanidad han intervenido para que la pedanía de Nava de Arriba tenga consulta médica el lunes 24 y 31 de julio en horario matinal, y los lunes 14 y 28 de agosto, también por la mañana, complementando los servicios que se prestan en Nava de Abajo y en el propio Centro de Salud de Pozohondo.
 
Con respecto al colector y el proyecto para evitar las inundaciones, el delegado de la Junta ha trasladado al primer edil que esta obra hidráulica debe servir para fijar población, mejorar el ahorro energético, y desarrollar el centro de la localidad, solucionando definitivamente la situación que padece el municipio durante las lluvias torrenciales.
 
Ruiz Santos ha remarcado que esta obra para instalar un colector de aguas fluviales puede adaptarse a las Inversiones Territoriales Integradas, actuando en tres puntos de entrada del núcleo urbano de Pozohondo.
 
El alcalde de este pueblo albaceteño, Víctor Martínez ha explicado que el proyecto del colector ascendía a más de 700.000 euros, a los que hay que añadir otros 300.000 euros más en inversión, unas obras que están siendo estudiadas por la Agencia regional del Agua dependiente de la Consejería de Fomento.
 
Por último, el representante de la Administración autonómica y local también han estudiado la reactivación futura de las obras de la Casa de la Cultura de Pozohondo, con 1.200 metros cuadrados y paralizadas desde el año 2003.

También te puede interesar:  El Gobierno regional denuncia que el Tajo medio a su paso por Toledo y Talavera “está prácticamente muerto y dónde realmente desemboca es en el Mediterráneo y no en el Atlántico”