El Hospital de Guadalajara amplía sus servicios con la apertura de la Unidad de Día para pacientes geriátricos.

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha avanza en la atención a los pacientes de la tercera edad con la puesta en marcha del Hospital de Día de Geriatría en el Hospital Universitario de Guadalajara. Alberto Jara, director gerente del Servicio de Salud, ha visitado las nuevas instalaciones para conocer de primera mano el trabajo que se realiza con los pacientes.

Acompañado por la gerente del Área Integrada de Guadalajara, Elena Martín, Jara ha valorado la importancia de estas nuevas instalaciones que han facilitado mejoras en la forma de trabajo y en la atención que se brinda a los pacientes. Con 64 camas para hospitalización convencional y un espacio para pacientes ambulatorios en el Hospital de Día, se ha demostrado una optimización de los recursos humanos y una mayor coordinación con los centros sociosanitarios y Atención Primaria.

El Hospital de Día cuenta con una sala de terapia con capacidad para tratar a 40 mayores, donde se realizan terapias ambulatorias para la recuperación funcional y la prevención de fragilidad con el fin de mejorar la situación de las personas de edad avanzada y favorecer su autonomía. Además, se trabaja con grupos de mayores para la recuperación funcional, prevención de caídas y fragilidad, así como estimulación cognitiva.

El equipo multidisciplinar de la unidad está compuesto por una enfermera, un médico, un celador, un técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, una terapeuta ocupacional y una trabajadora social. Están enfocados en mejorar la autonomía de las personas mayores y prevenir la fragilidad, además de brindar apoyo a las familias para que las personas mayores puedan permanecer en sus domicilios.

El jefe de Geriatría, Juan Rodríguez, ha destacado que el objetivo principal es revertir el deterioro en las personas mayores y prevenir la fragilidad, mientras que el Hospital de Día busca realizar tratamientos intensos y breves en el tiempo para facilitar el acceso a un mayor número de usuarios.

La importancia de la implicación de las familias en la continuidad de las terapias en el domicilio ha llevado a la introducción de un aula para una escuela de cuidadores, donde se forma a los familiares en las capacidades necesarias en los cuidados. Además, las nuevas instalaciones también han introducido mejoras en la hospitalización convencional, con salas de terapia ocupacional y fisioterapia para prevenir el deterioro en pacientes ingresados.

Con estas iniciativas, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha demuestra su compromiso con la atención integral y especializada a las personas mayores, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y fomentar su autonomía.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×