El consumo de aceite de oliva y su impacto atenuante en los síntomas del COVID: hallazgos de una prestigiosa revista internacional de Inmunología

El aceite de oliva rico en polifenoles podría ser efectivo en la reducción de la duración de los síntomas del COVID-19, según un estudio llevado a cabo por un equipo de profesionales sanitarios en Talavera de la Reina, Toledo. El ensayo clínico, que ha sido publicado en la revista internacional ‘Immunity, inflammation and disease’, demostró que el consumo de pequeñas cantidades de este aceite de oliva podría reducir la duración de los síntomas en los pacientes.

El estudio, desarrollado durante tres años, contó con la participación de 84 pacientes que consumieron pequeñas cantidades de aceite de oliva rico en polifenoles por vía orofaríngea. Los resultados mostraron una disminución promedio de la duración de los síntomas en comparación con aquellos que no tomaron el aceite. Mientras que la duración media de los síntomas en el grupo que consumió el aceite fue de 3 días, en el grupo de control fue de 7 días.

El coordinador de Investigación y el inmunólogo pediátrico de la Gerencia de Atención Integrada de Talavera de la Reina, los doctores Joaquín Álvarez Gregori y Francisco Rodríguez Argente, respectivamente, destacaron la importancia de este hallazgo. Según los investigadores, el uso de polifenoles del aceite de oliva sobre la mucosa orofaríngea podría ser una estrategia inmunológica con alto potencial para atenuar y disminuir la duración de los síntomas del COVID-19.

Además, los autores del estudio proponen que la inmunomodulación de la mucosa orofaríngea con los polifenoles del aceite de oliva podría alertar al sistema inmune antes de que el virus infecte al resto del organismo, evitando así complicaciones graves asociadas a la infección por COVID-19.

Los coordinadores del estudio subrayaron la relevancia y originalidad de este hallazgo, ya que podría representar una estrategia complementaria a las vacunas para combatir el virus. Este enfoque de inmunoterapia, a través del aceite de oliva rico en polifenoles, promete ser sólido y eficaz frente al COVID-19.

En resumen, este estudio pionero sugiere que el consumo de aceite de oliva rico en polifenoles podría tener un impacto positivo en la reducción de la duración de los síntomas del COVID-19, ofreciendo una nueva vía de tratamiento y prevención para la enfermedad. Los resultados de esta investigación podrían tener importantes implicaciones en la lucha contra la pandemia y en el desarrollo de estrategias terapéuticas innovadoras.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×