La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, se ha reunido esta semana con el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, Carlos Javier Hernández Yebra, en la sede de la Consejería. Una reunión que ha servido para afianzar las líneas de colaboración en la respuesta educativa del alumnado con discapacidad visual escolarizado en enseñanzas no universitarias en la región.

Actualmente, el número de alumnos con discapacidad visual grave en la Comunidad Autónoma atendidos por los Equipos de Atención Educativa de Alumnado con Discapacidad Visual en base al convenio de colaboración suscrito en 2019 entre la Consejería y la ONCE supera los 300 alumnos.

En la reunión mantenida, ha dicho la consejera, se ha acordado reforzar los equipos para atender a este alumnado e impulsar, de forma conjunta, líneas formativas específicas que permitan al profesorado poner en marcha los ajustes educativos necesarios que precise los alumnos y alumnas con discapacidad visual.

“La intención es que los procesos de enseñanza, aprendizaje y evaluación de este alumnado y por ende su atención educativa no recaiga únicamente en atenciones especializadas que se realicen de forma puntual, sino que se generalice la puesta en marcha del continuo de medidas de inclusión educativa en todas las actividades desarrolladas en el aula y en el centro haciendo realidad la educación equitativa, inclusiva y de calidad”.

Por otra parte, se ha valorado la colaboración tanto del técnico de la ONCE como del docente del Equipo de Atención Educativa y del resto de componentes del Grupo de Trabajo de Accesibilidad creado en la Consejería, y liderado por la Dirección General de Inclusión Educativa y Programas, en la realización de aportaciones técnicas para que la plataforma ‘EducamosCLM’ garantice el derecho de accesibilidad universal no sólo en su imagen sino también en todos los contenidos que se desarrollen en la misma.