La Consejería de Sanidad publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la Orden que establece las bases reguladoras para concesión de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva dirigidas a asociaciones y entidades privadas sin ánimo de lucro que desarrollen su actividad en la región para financiar la realización de programas de interés sociosanitarios destinados a personas con enfermedades crónicas.

El Gobierno regional refuerza la atención sociosanitaria y mejora la calidad de vida de pacientes crónicos 1

De ello dio cuenta la consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, quien explicó que “el objetivo de esta Orden es mejorar la calidad de vida, reforzar la atención social y sanitaria de este tipo de pacientes, mejorar la integración de las personas afectadas por determinadas enfermedades crónicas en el mundo laboral y potenciar la capacidad que tiene la sociedad civil para responder ante los retos derivados de la enfermedad crónica así como fomentar esa colaboración eficaz que permanentemente tiene el Gobierno de Castilla-La Mancha con las entidades del Tercer Sector”.

A tal fin, la Orden considera programas o servicios subvencionables aquellos dirigidos a personas con enfermedades crónicas relativos a programas de cuidados asistenciales y/o rehabilitadoers; programas de promoción, prevención de la enfermedad, información, asesoramiento, sensibilización y divulgación y programas de formación y capacitación de pacientes. En cuanto a la cuantía, se financiará un importe máximo de 30.000 euros por programa y entidad.

Estas subvenciones, remarcó la consejera, tienen como objetivo reforzar las entidades del Tercer Sector “para que estén en condiciones de apoyar, mejorar y apostar por la calidad de vida de las personas enfermas con carácter crónico y también la de sus familias”.

Evolución de la COVID-19 en abril

En otro orden de cosas, la consejera Portavoz analizó la evolución de la COVID-19 a lo largo del mes de abril, empezando como todos los días dando el pésame en nombre del Gobierno regional a las familias y amistades de las personas que han fallecido en las últimas horas como consecuencia de la pandemia.

Tras indicar que fue un mes muy duro por los fallecimientos y la presión asistencial que soportó el sistema sanitario, la consejera explicó que la evolución de las últimas semanas arroja datos esperanzadores ya que, al día de hoy, hay la mitad de personas en estado crítico con necesidad de respirador y un tercio de personas hospitalizadas respecto a los primeros días de abril.

Los datos aportados por la consejera indican que en estos momentos hay 878 personas hospitalizadas, cuando en los momentos más duros de la pandemia llegó a haber 3.200. Sobre las altas epidemiológicas, se produjeron un total de 5.500, de las cuales 5.119 fueron en el mes de abril; a día de hoy hay 173 respiradores libres.

En el acumulado, en Castilla-La Mancha hay un total de 20.071 casos confirmados de los cuales 15.832 han sido mediante PCR y 4.239 a través de test rápidos. En materia de centros sociosanitarios 225 tienen algún caso positivo.

Menos contagios

Otro dato importante que permite analizar la evolución de la pandemia del coronavirus en la Comunidad Autónoma es el ritmo de contagios, que bajó de los 650 diarios que se detectaban hace unas semanas a los 47 que hubo el jueves. “Este es un dato que nos da también esperanza para pensar que, poco a poco, esta pandemia va remitiendo y que seguimos haciendo las cosas bien. Si esa responsabilidad individual y familiar y social se sigue manteniendo, poco a poco conseguiremos vencer al virus”.

En lo que respecta a la tasa de reducción de la epidemia a nivel regional, Fernández indicó que en Castilla-La Mancha es de un 16,3 por ciento mientras que la media española está en 7,6 de forma que Castilla-La Mancha está avanzando más rápidamente en la reducción.

El último parámetro analizado fue el R0, el número de reproducción básico instantáneo, es decir la capacidad de un caso primario de contactar a otros casos secundarios, en el que Castilla-La Mancha también está por debajo de la media española, lo que permite afrontar las medidas de desescalada.

Para terminar su intervención, la consejera de Igualdad y Portavoz volvió a subrayar que “el Gobierno sigue trabajando 24 hora, es nuestra obligación. No podríamos hacerlo de otra manera porque mientras haya personas que fallezcan, que necesitan de hospitalización y que se siguen contagiando, el Gobierno de Castilla-La Mancha trabajará las 24 horas del día y todos los días de la semana”.