Toledo, 8 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha propuesto hoy crear un grupo de trabajo en el seno de las Cortes regionales para analizar todas las figuras tributarias sobre las que la Comunidad Autónoma tiene capacidad normativa con el objetivo de hacer compatible reducir el esfuerzo fiscal de los ciudadanos, teniendo en cuenta su capacidad económica, y no provocar una merma en el estado de gastos para reducir la tasa de exclusión social consecuencia de la crisis económica.
 
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha hecho hoy esta propuesta durante el pleno de las Cortes regionales, en el que ha resaltado que este grupo de trabajo permitiría analizar de manera sosegada estas cuestiones.
 
Ruiz Molina ha recordado durante su intervención que, de acuerdo con las estimaciones económicas de diferentes gabinetes de análisis económico, como el Centro de Predicción Económica (Ceprede) o BBVA Research, Castilla-La Mancha crecerá este año y el próximo más que el conjunto de las comunidades autónomas.
 
“Un crecimiento económico por encima de la media, con un nivel de inflación moderado, lógicamente se tiene que traducir en un incremento de la recaudación y, por lo tanto, en un incremento de los ingresos que esta Comunidad Autónoma tiene que obtener a través del modelo de financiación autonómica”, ha resaltado el consejero.
 
El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha continuado su intervención resaltando que, de acuerdo con ese nuevo escenario que se está produciendo como consecuencia de las tasas de crecimiento importante de la economía regional, el Ejecutivo castellano-manchego propone crear un grupo de trabajo en el que se analicen todas las figuras tributarias que la Comunidad Autónoma puede modificar, “de tal manera que podamos hacer compatible una reducción del esfuerzo fiscal de los ciudadanos, con un incremento incluso de la recaudación fruto del crecimiento de la economía y sin necesidad de que ataquemos algo tan importante como el estado de gasto, que no nos podemos permitir, teniendo en cuenta la importante tasa de exclusión social que tenemos consecuencia de la crisis económica”.
 
En este sentido, Ruiz Molina ha explicado que ese grupo de trabajo analizará “cómo podemos, desde el punto de vista social, liberar de esfuerzo fiscal a determinados ciudadanos, sin que se produzca una merma en el estado de gastos y en la recaudación”.
 
Por lo tanto, ha añadido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, “les propongo constituir ese grupo de trabajo que estaría muy relacionado con la propuesta que en su momento hará el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) sobre el nuevo modelo de financiación autonómica, una vez los expertos en la materia terminen su trabajo”. 

También te puede interesar:  El Gobierno regional manifiesta su compromiso de hacer compatible el control de las finanzas públicas con la recuperación social y económica