El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, adelantó que el Gobierno regional puso en marcha un grupo de trabajo, donde están representadas todas las Consejerías, y que avanzará en la recuperación económica después de la crisis sanitaria del coronavirus.
El Gobierno regional pone en marcha un grupo de trabajo para avanzar en la recuperación económica post crisis sanitaria de coronavirus 1

Una vez terminada la reunión del Consejo de Gobierno celebrada hoy en el Palacio de Fuensalida – sede de la Presidencia regional-, Martínez Guijarro remarcó que el objetivo del Ejecutivo autonómico es dibujar escenarios sobre los que se tendrá que trabajar a lo largo de las próximas semanas “porque tenemos muy claro que en esos momentos el objetivo será no dejar a nadie atrás”.

Además, se establecieron contactos con los presidentes de las cinco diputaciones provinciales para coordinar acciones que van a ponerse en marcha en el conjunto de la región, como con el Gobierno de España, en este caso, para conocer las que serán sus decisiones.

En este sentido, el Gobierno autonómico es partidario de la creación de una renta de garantía destinada al conjunto de familias que se hayan visto afectadas económicamente por la crisis del coronavirus en España. Una propuesta en la que se establezca que las comunidades autónomas y las corporaciones locales “podamos complementar, con otro tipo de medias, esa renta que fije el Gobierno de España”, ha dicho Martínez Guijarro.

Además, el vicepresidente adelantó que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a plantear a los responsables del Ministerio de Fomento – en una videoconferencia prevista para esta tarde- la puesta en marcha de una moratoria en los alquileres. La propuesta busca que los grandes tenedores de vivienda se sumen a esta moratoria, de tal modo que las familias puedan ver aliviada su situación económica.

En el caso de que el Gobierno de España no tomará esta decisión, Martínez Guijarro sostuvo que “vamos a analizar las posibilidades de hacerlo con las 6.700 viviendas que son propiedad de la Comunidad Autónoma, y en las que tenemos alquiladas a 6.700 familias en nuestra región.”