Castilla-La Mancha ha movilizado más de 46 millones de euros de fondos europeos a través de la Inversión Territorial Integrada (ITI) en la provincia de Cuenca que tienen como objetivo la recuperación sociodemográfica del territorio mediante el impulso de la digitalización; el fomento de la actividad económica y aprovechamiento sostenible de los recursos disponibles.

Así, tal y como ha apuntado del vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, a través de la convocatoria de Expresiones de Interés –diseñada desde el Ejecutivo castellano-manchego para facilitar a los ayuntamientos el acceso a los fondos europeos– se han impulsado en la provincia un total de 312 proyectos de distinta índole.

En este sentido, Martínez Guijarro ha señalado que los proyectos desarrollados a través de la ITI “vienen a dinamizar la infraestructura de los municipios desde el punto de vista turístico, cultural y a modernizar el alumbrado público en la inmensa mayoría de los edificios públicos”.

El vicepresidente ha visitado hoy las obras de remodelación de la antigua fragua de Fuentenava de Jábaga, una infraestructura histórica que el ayuntamiento ha podido recuperar, gracias a la convocatoria de Expresiones de Interés, para darle un nuevo uso.

Acompañado del alcalde de la localidad, José Luis Chamón; la delegada de la Junta en la provincia de Cuenca, María Ángeles Martínez; y el delegado de Economía, Empresas y Empleo en la provincia de Cuenca, Óscar Martínez, ha podido ver el desarrollo de los trabajos, que han supuesto una inversión de 217.487,82 euros que se han costeado con cargo a la ITI, es decir, a través de subvención procedente de los fondos europeos FEDER (el 80%  del total) quedando, por parte del Ayuntamiento, el 20 por ciento restante.

Gracias a esta obra, la antigua fragua de la localidad conquense de Fuentenava de Jábaga se ha convertido en un edificio renovado, de dos plantas bien diferenciadas en cuanto a espacios, que pueden albergar diferentes eventos y servicios de la localidad y donde el consistorio quiere ubicar el centro de recepción de visitantes y, además, el punto de inclusión digital.