El Gobierno regional ha invertido más de 23 millones de euros en el mantenimiento y acondicionamiento de la Red Regional de Carreteras en este año 2020.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado junto con el consejero de Fomento, Nacho Hernando, y los alcaldes de Villarrobledo y de Munera, Valentín Bueno y Desiderio Martínez, respectivamente, las obras de remodelación del primer tramo de carretera en Villarrobledo entre el enlace con la A-43 y el cruce con la CM-3151.

En este contexto, Hernando ha remarcado que “un porcentaje superior a un tercio de esa inversión de 23 millones de euros ha ido destinada a aquellas infraestructuras que, o bien, nos van permitir abordar el reto demográfico o bien van destinadas a mejorar el acceso a puntos de muchísimo interés turístico”.

Asimismo, el consejero de Fomento ha destacado que “además de las cifras, nuestra obligación y vocación es que estas infraestructuras tienen que servir para que todas y todos los españoles tengamos las mimas oportunidades y derechos”.

Carretera en Villarrobledo entre el enlace con la A-43 y el cruce con la CM-3151

El Gobierno regional ha remodelado un primer tramo de carretera en Villarrobledo entre el enlace con la A-43 y el cruce con la CM-3151, con una longitud de 10 kilómetros y una inversión de 810.000 euros y el año que viene se actuará en el segundo tramo hasta Munera.

La carretera CM-3119 pertenece a la red comarcal regional, une las poblaciones de Villarrobledo y Munera y comienza en la N-310 (Villarrobledo), finaliza en la N-430a (Munera) y cuenta con 26 kilómetros de longitud.

Esta vía soporta un importante tráfico ya que conecta la población de Munera con su centro comarcal donde se sitúa el Hospital Comarcal de Villarrobledo y tiene una Intensidad Media Diaria de 853 vehículos con un ocho por ciento de pesados.