Toledo, 27 de diciembre de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, convoca cuatro convocatorias de ayudas para la gestión indirecta de dispositivos de la red de atención sociosanitaria para personas con problemas de salud mental, adicciones y VIH-Sida.
 
El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado hoy estas convocatorias, que ya fueron anunciadas con anterioridad por el portavoz Nacho Hernando. La cantidad destinada es de 7.283.379,42 euros, incrementándose así el presupuesto en 145.554,4 euros más que en la convocatoria de 2017.
 
En el ámbito penitenciario se realiza una convocatoria para desarrollar programas de apoyo dirigidos a reclusos drogodependientes en los Centros Penitenciarios de Castilla-La Mancha (Programa de Intervención Psicosocial en el tratamiento con metadona, Programa de Deshabituación, Programa de Reincorporación Social y Programa de intervención en Comunidad Intrapenitenciaria). 
 
La convocatoria tiene un presupuesto de 300.000 euros y se estima que alrededor de 800 personas se verán beneficiadas con esta medida.
 
Otra de las convocatorias es la destinada a los centros de atención especializada en la rehabilitación psicosocial y laboral, que dan respuesta a necesidades psicosociales, sociales, laborales y de soporte, trabajando en coordinación con el resto de redes sanitarias y sociales de la comunidad.
 
La cantidad destinada a esta convocatoria es de 1.878.219,42 euros, 39.364 euros más que la convocatoria de 2017. Con esta medida se estima que se beneficiarán 850 personas.
 
La tercera de las convocatorias es la referida a los Recursos Residenciales, donde se viene prestando atención psicosocial a las personas con enfermedad mental a través de una serie de recursos como son las viviendas supervisadas y residencias comunitarias y centros residenciales para personas con enfermedades físicas crónicas en situación de exclusión.
 
La cantidad destinada es de 3.268.480 euros y cuenta con un incremento de 68.960 euros respecto a la convocatoria de 2017.A través de estas medidas, se espera atender al menos a 220 personas.
 
La última convocatoria es la destinada al ámbito de las drogodependencias, concretamente a las comunidades terapéuticas como recurso que proporciona atención en régimen de alojamiento a personas que habiendo iniciado tratamiento por su trastorno de dependencia a sustancias en las unidades de conductas adictivas, necesiten acompañamiento y apoyo, en un entorno estructurado y residencial para conseguir la remisión del trastorno de dependencia y la consecución del mayor grado posible de autonomía.
 
El presupuesto destinado a esta convocatoria es de 1.836.680 euros, 37.230 euros más que en la convocatoria de 2017. Con esta convocatoria se estima que se atenderán a alrededor de 360 personas.
 
Asimismo, el plazo de presentación de estas solicitudes es de 15 días naturales, contados a partir del día siguiente al de la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.
 
Sostenimiento y continuidad
 
Estas ayudas se destinan a la financiación de servicios y programas que la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha desarrolla en colaboración con entidades sin ánimo de lucro y/o asociaciones de familiares y personas con trastorno mental, drogodependencias y VIH-Sida en Castilla-La Mancha.  
 
A través de estas ayudas el Gobierno regional garantiza el sostenimiento y la continuidad de la red de dispositivos  de atención sociosanitaria no gestionados directamente por ella, así como la prestación de una atención de calidad que promueva la inclusión social y laboral de estos colectivos.
 
Además de estos dispositivos y programas, desde la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha se lleva a cabo un programa de atención tutelar para personas adultas con trastorno mental, diagnóstico dual o conductas adictivas y un programa regional de empleo con apoyo de ‘INCORPORA Castilla-La Mancha’ y el Plan de Empleo de Castilla-La Mancha.
 
 

También te puede interesar:  La directora provincial de Sanidad se interesa por el proyecto de inserción sociolaboral “Porque yo lo valgo”