Toledo, 22 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha abona las facturas a sus proveedores nueve días antes que la media de las comunidades autónomas, reduciendo dos semanas el periodo medio de pago respecto a hace dos años. 
 
Los datos del periodo medio de pago a proveedores del conjunto de regiones españolas correspondientes al mes de abril han sido publicados hoy por el Ministerio de Hacienda y Función Pública y constatan que en el caso de Castilla-La Mancha fue de 15,63 días.
 
Una cifra que supone que el Gobierno de Emiliano García-Page paga a los proveedores nueve días antes que el resto de comunidades autónomas, ya que el periodo medio de pago a nivel nacional es de 24,09 días.
 
Igualmente, las cifras oficiales del Ministerio de Hacienda y Función Pública ponen de manifiesto que de abril de 2015 al mismo mes de este año el Ejecutivo castellano-manchego ha conseguido reducir en dos semanas el periodo medio de pago a los proveedores de la Administración regional, al pasar de 29,41 días a 15,63.
 
Castilla-La Mancha continúa durante el ejercicio 2017 con datos muy positivos en relación al periodo medio de pago a proveedores tras concluir el año 2016 abonando las facturas a los proveedores en prácticamente la mitad de tiempo que el conjunto de comunidades autónomas, ya que mientras que el periodo medio de pago en Castilla-La Mancha fue el año pasado de media de 22,18 días, el del resto de regiones ascendió a 40,71 días.
 
Por su parte, en los primeros cuatro meses de 2017 el Gobierno regional ha abonado las facturas a proveedores como máximo en 16 días, obteniendo incluso en enero el mejor dato de la región desde septiembre de 2014 que hay registro, con un periodo medio de pago a proveedores de 11,63 días.
 
De esta forma Castilla-La Mancha cumple con el plazo legal de pago a proveedores, establecido para las administraciones públicas en 30 días.
 
El Ejecutivo de García-Page ha conseguido esta reducción del periodo medio de pago a proveedores contando exactamente con los mismos instrumentos y condiciones que había hace dos años y, además, respetando todos los objetivos la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y cumpliendo por primera vez en el ejercicio de 2016 el objetivo de déficit, el de deuda pública y la regla de gasto.