Toledo, 29 de diciembre de 2017.- Los terceros presupuestos del Gobierno de Emiliano García-Page entran el próximo día 1 de enero en vigor y acercarán al cumplimiento de los grandes objetivos de esta legislatura, que son la recuperación del Estado de bienestar, con una sanidad, una educación y unos servicios sociales de calidad, y de la economía de la región, gracias a la creación de empleo y a la inversión empresarial.
 
La entrada en vigor se producirá tras la publicación hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) de la Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2018, que fue aprobada por las Cortes regionales el pasado 21 de diciembre.
 
Los presupuestos de 2018 asciende a 9.219,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,1 por ciento respecto a las cuentas del año pasado y 278,1 millones más en términos absolutos.
 
La consolidación de los avances llevados a cabo durante esta legislatura en la prestación de los servicios públicos sanitarios, educativos y sociales, haciendo especial hincapié en la lucha contra la exclusión social; el impulso a los sectores productivos para promover la dinamización de la actividad económica y fomentar un tejido empresarial fuerte y estable y el rigor de las finanzas públicas son las principales prioridades de la política económica regional, que vienen recogidas en la Ley de Presupuestos para el próximo año.
 
De acuerdo con estos principios, los presupuestos de 2018, destinan más del 70 por ciento del presupuesto no financiero a gasto social, casi 5.200 millones de euros, y cerca del 30 por ciento restante al impulso de los incentivos al crecimiento económico.
 
Dentro de los recursos que se destinan a los servicios públicos fundamentales, destacan los prácticamente 4 de cada 10 euros del presupuesto para sanidad. Gracias a los mismos se proseguirá con las nuevas infraestructuras hospitalarias y de Atención Primaria, se desarrollará el Plan de Renovación Tecnológica Sanitaria, que tanta incidencia tiene en la reducción de las listas de espera, o, como novedad, se subvencionará la prestación farmacéutica a menores con discapacidad.
 
En el área de educación, los Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2018 posibilitarán el pago del profesorado interino en verano en vacante a 1 de septiembre, la reducción del horario lectivo para el personal funcionario docente de Educación Secundaria y Bachillerato, la continuación del plan de infraestructuras educativas o el incremento de la financiación de las universidades públicas.
 
En el ámbito de los servicios sociales, entre otras medidas, como el aumento de la partida destinada al Ingreso Mínimo de Solidaridad o el transporte social para personas mayores, destacan  las dotaciones presupuestarias destinadas a la lucha contra la exclusión social, que se agrupan en torno al Plan Integral de Garantías Ciudadanas, que tiene por objeto garantizar a las personas más vulnerables el acceso a los recursos económicos y sociales mínimos para vivir en condiciones de dignidad e igualdad.
 
Empleo y dinamización de la actividad empresarial, prioridades en el ámbito económico
 
Las políticas activas de creación de empleo siguen siendo uno de los ejes fundamentales de la política económica regional y, en consecuencia, los presupuestos para 2018 dan cobertura a diversos planes de empleo orientados hacia colectivos con necesidades específicas, como los jóvenes que tienen dificultades para acceder al mercado laboral y las personas desempleadas que han agotado las prestaciones y subsidios por desempleo.
 
El impulso a los sectores productivos como palanca para la dinamización de la actividad económica está directamente ligado a la recuperación económica y social de Castilla-La Mancha. Por ello, el fortalecimiento empresarial de la región, especialmente en el ámbito agroalimentario, constituye otra de las principales prioridades de la política económica regional para el ejercicio 2018.
 
Las políticas activas dirigidas al fortalecimiento empresarial, que han de tener como horizonte la consolidación de un tejido empresarial fuerte y estable, pasan necesariamente por fomentar la creación de empresas, la inversión, la comercialización, la innovación, la internacionalización y la financiación.
 
En relación con la función pública, la Ley que entra en vigor el próximo lunes continúa con la restitución progresiva de los derechos económicos del personal al servicio del sector público regional. Así, tal como ha anunciado hoy el presidente regional en el mes de enero se abonará el restante 1,5 por ciento de la llamada por los sindicatos ‘tasa Cospedal’ a los empleados públicos.
 
En definitiva, los Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2018 se han elaborado con la finalidad de hacer compatible el afianzamiento de los progresos sociales y económicos, avanzando a la misma vez en la senda de consolidación fiscal.