La Diputación de Ciudad Real, presidida por José Manuel Caballero, ha concedido una subvención de 20.000 euros a Cruz Roja Española de Ciudad Real, a cuyo frente se encuentra María Dolores Moreno, para impulsar una acción formativa dirigida a jóvenes, en edades comprendidas entre los 16 y 30 años, y mujeres que tienen muchas dificultades para acceder al mercado laboral por motivos de diversa naturaleza.

La actividad docente se lleva a cabo en los locales de la Asamblea Local de Cruz Roja Ciudad Real y se imparte bajo la denominación “Primeras Oportunidades Laborales con Jóvenes y Puentes hacia el Empleo: Itinerarios de Activación y Empleabilidad para Mujeres Alejadas del Mercado Laboral”.

La institución provincial apoya con esta ayuda económica la realización de itinerarios de empleo con personas en situación de vulnerabilidad social, actualizando su formación y estableciendo contactos con empresas de la zona a través de prácticas no laborales.

En otro orden de cosas, la Diputación ha destinado a Cruz Roja una subvención de 6.000 euros para la adquisición de desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) y creación de espacios cardioprotegidos. Serán instalados en las sedes de las Asambleas Locales de la Cruz Roja de Ciudad Real, Alcázar de San Juan, Tomelloso y Valdepeñas.