El delegado de la Junta en Talavera, David Gómez, acompañado por el presidente de Apace en Talavera, Ángel Mayoral, visitó la exposición fotográfica ‘Atrévete a conocerme” de la Confederación Española de Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral y Afines (ASPACE).

Apace Talavera organizó la llegada de la exposición itinerante, compuesta por 20 retratos hechos por personas con parálisis cerebral de la agrupación ASPACE de Álava. Los retratos están acompañados de un mensaje de la última campaña con la cuál se celebró el Día Mundial de la Paralisis Cerebral, una forma muy efectiva de concientizar a la población e involucrarla.

El delegado valoró el trabajo que Apace realiza desde su fundación en la localidad de Talavera, atendiendo a más de 200 personas en sus centros. “Organizaciones como Apace son los aliados fundamentales del Gobierno regional para proteger, atender y apoyar a las personas con algún tipo de discapacidad”, comentó.

Gómez recalcó que “el Gobierno de García-Page es uno con alma, prioriza el bienestar y la plena inclusión de las personas más desfavorecidas y con capacidades diferentes. El proyecto de Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad es una demostración. De forma pionera en España se blinda la protección y la atención a estas personas de por vida, aún cuando no estén sus padres o no tengan ningún familiar que les tutele”.

Una nueva normativa para Castilla-La Mancha, “sólo comparable con leyes de Canadá o Suecia”, que ofrecerá tranquilidad a las familias de personas con discapacidad, “preocupadas de qué será de sus hijos cuando ellos falten”, porque garantiza un plan de futuro y las atenciones que necesiten a aquellas personas que tengan limitaciones para decidir sobre su vida y no tengan nadie que les tutele.

Así la Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad está dirigida a las personas que necesitan apoyo para la toma de decisiones, con discapacidad psíquica mayores de 18 años, con discapacidad intelectual, enfermedad mental, daño cerebral o deterioro cognitivo, “lo que representa el 25,36 por ciento de las personas con discapacidad de la región y que en la ciudad de Talavera beneficiará a más de 1.500 personas y a sus familiares, que ya no tendrán que temer que puedan quedar en situación de desamparo y sabrán que la administración les protegerá a lo largo de su vida”, según detallaba el delegado.

Para el desarrollo de esta ley se ha contemplado un presupuesto de 5 millones de euros en el ejercicio 2018, “dotación que servirá para crear más de 400 plazas de atención especializada y 85 plazas residenciales para personas con trastornos mentales”.

Por último, el delegado de la Junta en Talavera se ha referido también al “incremento presupuestario del Gobierno regional en las medidas dirigidas a la atención  de personas con capacidades diferentes, además de la modificación del sistema de pagos para las entidades del tercer sector, haciéndolo más ágil y eficiente”.