El Gobierno de Castilla-La Mancha convocará en el último trimestre del año un total de 3,3 millones de euros para ayudas a la mejora del ahorro y la eficiencia energética destinadas a ayuntamientos, pymes y personas físicas, que se sumarán a los más de 10 millones de euros que ya se han convocado en esta legislatura. Así lo ha indicado esta mañana la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en el marco de la inauguración de unas jornadas sobre ‘El hidrógeno como combustible alternativo para el presente y el futuro’, que se han celebrado en el Centro Nacional del Hidrógeno, en Puertollano.

La consejera indicó que Castilla-La Mancha es un territorio con un posicionamiento excelente en materia de energías renovables, a tal punto que “nos podríamos autoabastecer al 100 por cien de energía eléctrica con origen renovable, ya que generamos en torno a 22.500 gigavatios/hora anuales, de los que solo consumimos la mitad, y la mitad de lo que producimos es de origen renovable”. Recordó que Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en producción de energía fotovoltaica, la segunda en producción de energía eléctrica eólica y la tercera en energía termosolar. Con 4.000 megavatios, es la que tiene mayor capacidad de evacuación de energía del país.

Del mismo modo, ha resaltado que en la región haya centros de referencia en energías renovables, como este Centro Nacional del Hidrógeno o el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC), también en Puertollano “una ciudad ligada a la energía desde siempre”.

Esta realidad es la que ha llevado al Gobierno regional a suscribir un convenio marco de colaboración entre la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el Centro Nacional del Hidrógeno. Se trata, ha concretado, de llevar a cabo actividades relacionadas con la investigación científica, el desarrollo tecnológico, y la implantación de aplicaciones en el campo de las tecnologías aplicadas al hidrógeno y a las pilas de combustible durante los próximos cuatro años.

Al respecto, la consejera reiteró que el Ejecutivo regional trabaja en el ámbito del fomento de las energías renovables para que Castilla-La Mancha sea una región aún más atractiva a la producción de renovables. También indicó que los avales de empresas depositados para instalar proyectos de energías renovables alcanzan los 130 millones de euros y avalan instalar una potencia de 13.000 megawatios suponiendo inversiones en la región de más de 9.000 millones de euros. Avales que se han duplicado en poco más de seis meses.

En este sentido, ha recordado que hay 141 proyectos de instalación de energías renovables en tramitación, que suponen una potencia de cerca de 5.000 megawatios y ha significado que crece el interés de las empresas por la región, no en vano, en poco más de 6 meses los proyectos en tramitación se han triplicado. “Algo que tiene, en parte, su causa en la modificación de nuestra normativa que llevamos a cabo en 2017 para reducir trámites y convertirnos en un territorio aún más atractivo para la instalación de energías renovables”, ha dicho la consejera.

Patricia Franco también ha advertido que el Gobierno regional convocará ayudas para el establecimiento de puntos de recarga de vehículos eléctricos, gasineras e hidrogeneras, para ayuntamientos, empresas y particulares, destinadas a la mejora de la eficiencia en el sector del transporte. En 2018 estas ayudas han incluido ya como novedad la inclusión de las hidrogeneras como infraestructura subvencionable, así como la posibilidad de percibir ayudas por la adquisición der vehículos pesados, como los autobuses y los camiones.

Tras la firma del convenio, la consejera ha tenido la oportunidad de probar el Toyota Mirai que está expuesto en las instalaciones del Centro Nacional de Hidrógeno, y que repostará en la hidrogenera con la que cuentan estas instalaciones. La de Puertollano es una de las dos hidrogeneras de la región, de las cinco hidrogeneras que existen en la actualidad en nuestro país.