La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Regina Leal y el alcalde de Villafranca de los Caballeros, Julián Bolaños, firmaron un convenio de colaboración para poner en marcha una nueva sala de fisioterapia en el Centro de Salud del municipio toledano, permitiendo mejorar la atención en rehabilitación para los vecinos de la zona.

En el acuerdo el objetivo es fijar las bases de colaboración entre ambas partes para acondicionar y poner en marcha un gimnasio de rehabilitación situado en la planta baja del Centro de Salud de Villafranca de los Caballeros, ubicado en Calle Nueva número 1.

Según se establece en el convenio, el Ayuntamiento de Villafranca se encargará de ejecutar las obras de reforma y puesta en funcionamiento de la nueva sala en el actual centro sanitario. Para ello, redactará el proyecto de acuerdo con el Plan Funcional y especificaciones técnicas aportadas por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Además, también dotará al nuevo espacio con mobiliario menor no técnico necesario. El plazo para finalizar las obras de acondicionamiento es de seis meses desde la firma del convenio.

Por su parte, el SESCAM realizará la inversión en el mobiliario técnico necesario para el montaje de nueva sala de fisioterapia. Este tipo de instalaciones cuenta, entre otros equipamiento, con diferentes aparatos de electroestimulación, ultrasonido, microondas e infrarrojos, además de dispositivos de tracción cervical y lumbar, baños de parafina, colchonetas, camillas hidráulicas, espalderas, escaleras de manos, rodillas y triángulos de goma espuma.

Asimismo, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se encargará de dotar al Centro de Salud del personal sanitario necesario para desarrollar la actividad del gimnasio de rehabilitación, según la demanda de la población.

La directora gerente del SESCAM recordó que la creación de esta nueva sala responde al compromiso del presidente Emiliano García-Page de mejorar la accesibilidad de los pacientes a las prestaciones sanitarias, incorporando dispositivos en los Centros de Atención Primaria, para poder recibir la atención en el propio entorno.

En este caso, son más de 7.800 ciudadanos tanto de Villafranca de los Caballeros como de las localidades de Camuñas y Quero, los que se beneficiarán de esta nueva prestación asistencial, que evitará que tengan que desplazarse como venían haciendo hasta ahora al Centro de Salud de Madridejos y al Hospital de Alcázar de San Juan, para recibir este tipo de tratamientos rehabilitadores.

Por su parte, el alcalde de Villafranca ha trasladado su agradecimiento al Gobierno de Castilla-La Mancha y ha insistido igualmente en las ventajas que supondrá la puesta en marcha de este nuevo recurso asistencial, que redundará en una mejora respecto a la cercanía para acudir al centro a recibir tratamiento de rehabilitación, además de reducir el tiempo de espera para ser atendidos.