El Jardín vertical de la fachada del Ayuntamiento de Ciudad Real ya se encuentra en su última fase de construcción: la plantación que se realizará a lo largo de esta semana. Los concejales de Infraestructuras, Casimiro Pastor, y Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, han supervisado esta mañana los trabajos.

El Jardín vertical de la fachada del Ayuntamiento de Ciudad Real ya se encuentra en su última fase de construcción: la plantación que se realizará a lo largo de esta semana. Los concejales de Infraestructuras, Casimiro Pastor, y Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, han supervisado esta mañana los trabajos.

Alberto Casto, responsable de la empresa Agrojardín, encargada de ejecutar esta novedosa infraestructura en el centro de la ciudad, reconocía que esta semana podría terminar de realizarse la plantación de las distintas especies que lo conforman. “Anteriormente se ha hecho el aislamiento de la fachada, se ha enfoscado, se ha introducido una capa aislante, una envolvente térmica, además de instalar unos módulos de plantación fibrotextil, y lo que estamos haciendo ahora, tras instalar el sistema de riego, sensores de humedad y temperatura, es la fase de plantación que esperamos terminar esta semana”.

Jardín vertical

Una iniciativa enmarcada dentro de la EDUSI “Ciudad Real 2022 Eco-Integrador, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, correspondiente a la segunda fase de rehabilitación energética del edificio de la casa consistorial. “Una forma de ganar zonas verdes en el centro de la ciudad, que además permite un aislamiento térmico y acústico, de forma natural”, destacaba el concejal de Mantenimiento e Infraestructuras, Casimiro Pastor. “Un jardín que junto con la peatonalización de las calles Calatrava, Toledo, Feria, Caballeros, Bernardo Balbuena y la avenida Alfonso X el sabio, va a suponer un  foco de atracción turística”, reconocía.

La obra, que ha supuesto una inversión cercana a los 100.000 euros, ha sido cofinanciada por el FEDER, lo cual supone para la ciudad un ahorro del 80% de su importe. “Cuando hablamos de Europa, hablamos de que Europa está aquí en Ciudad Real y nos está financiando estas obras”. Una iniciativa muy interesante desde todos los puntos de vista, que puede ser el origen de otras cosas”, manifestaba el edil.

Se trata de un proyecto que, tomando como referente a la naturaleza, contribuye a mitigar el efecto isla de calor, porque estructuras como ésta ayudan a bajar las altas temperaturas, destacaba la concejala de Sostenibilidad Mariana Boadella.

“Por esa razón este jardín vertical es algo muy importante, además de suponer una innovación en esta ciudad”. Un tipo de jardines que se está haciendo en otras ciudades, “porque en los centros urbanos no queda espacio ya para poner jardines en plano y ésta es una alternativa, aprovechar las fachadas para plantar plantas que nos ayude a mitigar ese calor y además alegra a la vista”, valoraba Boadella.